Murcia asegura que "todas" las reivindicaciones históricas se contemplan en los PGE

Publicado 04/08/2015 18:08:11CET

MURCIA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Fomento e Infraestructuras, Francisco Bernabé, ha afirmado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2016 "hará realidad hitos históricos para el desarrollo y el progreso de la Región, como la continuación de las obras de la variante de Camarillas, la reanudación de la 'autovía del bancal', la llegada del AVE a Cartagena y el soterramiento de la Alta Velocidad en la ciudad de Murcia".

No obstante, Bernabé ha señalado que el Gobierno regional "estará vigilante y será muy exigente para que se ejecute el cien por cien de los compromisos presupuestarios del Gobierno central en infraestructuras tan necesarias para la Región".

Según el consejero, "su íntegra ejecución supondría incrementar en un 90 por ciento la inversión real estatal en la Región contemplada para este año por el Ministerio de Fomento, pasando de los 135 millones de euros en 2015 a los 252 millones en 2016".

El titular de Fomento ha indicado que tanto la obra de la Variante de Camarillas como la 'autovía del bancal' "son dos reivindicaciones históricas de la Región, paradas en 2010 por el anterior gobierno socialista y que ahora el presidente Mariano Rajoy, gracias a las gestiones realizadas por el presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, las ha incluido en las cuentas de 2016".

"El Gobierno actual hace una clara apuesta por el ferrocarril y, concretamente, por la Alta Velocidad que representa el progreso tecnológico y la modernidad en los medios de transporte", manifiesta Bernabé.

En ese sentido, los presupuestos incluyen nuevas obras en infraestructuras con 4,2 millones de euros para licitar la continuación de las obras de la variante de Camarillas, que serán financiadas por la Autoridad Portuaria de Cartagena, y otros 20 millones para licitar la llegada del AVE a Cartagena.

A ello se suman 104 millones de euros para terminar la llegada del AVE a Murcia. Además, las cuentas del Estado abren por primera vez una partida presupuestaria para las sucesivas fases del soterramiento integral del AVE a su paso por la ciudad de Murcia.

La citada partida contará con 15 millones de euros, dotación presupuestaria que aumentará con otros 85 millones de euros en los tres siguientes años, lo que inicialmente hace un total de 100 millones para llevar a cabo las siguientes fases programadas del soterramiento de la Alta Velocidad en Murcia.

El consejero de Fomento e Infraestructuras ha valorado que los presupuestos para 2016 aumentan casi un 8 por ciento en materia de carreteras, pasando de 52,6 a 56,6 millones de euros. "Este incremento presupuestario posibilitará el inicio de las obras paralizadas de la 'autovía del bancal', además de la continuación de las obras de la autovía de Jumilla-Yecla y la autovía del Reguerón", resalta Bernabé.

En concreto, la 'autovía del bancal' estará dotada con 6 millones de euros entre las anualidades 2015 y 2016. Al respecto está previsto firmar este año el convenio entre el Ministerio de Fomento y la Comunidad para encargar la redacción de los proyectos y abonar las expropiaciones, con el objetivo de licitar las obras en 2016.

Asimismo, se contempla por primera vez la partida para continuar las obras de la autovía de Yecla a Caudete, al objeto de iniciar los proyectos, mientras que la redacción de los proyectos de los arcos Norte y Noroeste de las autovías de circunvalación de la ciudad de Murcia, una vez redactados, supondrán importantes inversiones a través de su ejecución en próximos ejercicios.

El representante del Gobierno regional ha resaltado el "importante incremento experimentado en la inversión destinada a infraestructuras portuarias, con un 25 por ciento, hasta alcanzar los 28,4 millones de euros, donde están incluidos la terminación de los accesos ferroviarios a la dársena de Escombreras".

Por último, resaltar que se fortalecerán las políticas de vivienda al pasar el presupuesto de 18,6 a 21,1 millones de euros, con un incremento del 8 por ciento.