Un proyecto busca modernizar las tierras en riesgo de abandono por jubilación o falta de relevo generacional

INVERNADERO DE PIMIENTOS
FECOAM
Publicado 13/10/2018 9:59:40CET

Fecoam colabora en la búsqueda de alternativas "que garanticen la continuidad del trabajo en el campo y la rentabilidad de la agricultura como motor de desarrollo económico"

MURCIA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (Fecoam) participa en el grupo operativo Innovación Social en la Gestión de Tierras (Innoland), en la búsqueda de experiencias comunes a fin de desarrollar nuevos modelos de gestión de explotaciones que permitan mayor rentabilidad y la sostenibilidad de la actividad agrícola.

El objetivo de este grupo operativo es, así, desarrollar y establecer modelos de gestión de explotaciones agrícolas que eviten los problemas causados por las pequeñas dimensiones de algunas parcelas, lo que condiciona su rentabilidad y la pérdida productiva por parte de las cooperativas, a través de una mejora de gestión como la explotación en común, ha puesto de manifiesto el responsable de proyectos europeos de Fecoam, Pedro Sánchez Seiquer.

Así, este proyecto, --en el que participan la Universidad Politécnica de Valencia, la cooperativa San Vicente Ferrer de Benaguasil, Anecoop, Cooperativas Agro-alimentarias de España o la Fundación Cajamar--, surge tras observar varias experiencias en cooperativas agrarias en las que la productividad descendía a causa del abandono de tierras por parte de los socios, tanto por jubilación de los dueños como por falta de relevo generacional.

La finalidad que persigue el programa Innoland, aún por aprobar, es poner en marcha experiencias piloto de gestión común de tierras, basándose en ejemplos como la cooperativa valenciana San Vicente Ferrer de Benaguasil, que trabaja en la recuperación de tierras abandonadas por los socios y las pone en producción.

Con este sistema pionero, se realiza un estudio de la superficie disponible y, en el caso que la cooperativa se haga cargo de la explotación abandonada, se plantean las condiciones de esa cesión, añade Sánchez Seiquer, quien destaca que Fecoam colabora así en la búsqueda de alternativas "que garanticen la continuidad del trabajo en el campo y la rentabilidad de la agricultura como motor de desarrollo económico".