El proyecto 'Plumbum' permite extraer del fondo marino más 500 kg de plomos de pesca deportiva

Retirada de plomos
CARM
Publicado 14/10/2018 12:59:40CET

MURCIA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, participó esta semana en una jornada de limpieza de fondos submarinos en Cabo de Palos para retirar piezas de plomo empleadas en la pesca deportiva.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto 'Plumbum', que desde hace un año desarrolla la asociación Hippocampus con el apoyo de la Federación de Actividades Subacuáticas de la Región, el centro de buceo 'Naranjito' de Cabo de Palos y la Dirección General de Medio Natural.

Durante este primer año de ejecución, han participado en este proyecto más de un centenar de buzos que han logrado extraer 585,7 kilogramos de plomo de los fondos del litoral regional, procedentes en su inmensa mayoría de las piezas empleadas para la pesca deportiva.

En este tiempo, además, más de 60 clubes de buceo y otras entidades que colaboran con el proyecto han instalado contenedores y puntos para la recogida de estos elementos en los que cualquier buzo puede depositar aquellos plomos que se encuentre durante una inmersión.

Estos elementos son retirados de los contenedores por los miembros de la asociación Hippocampus y trasladados a las instalaciones de una empresa colaboradora, Mahe, para su tratamiento y posterior reciclado.

La directora general de Medio Natural destacó la importancia de este tipo de iniciativas y la implicación tanto de los integrantes de la asociación "como de los buceadores que, a título individual, participan recogiendo los residuos que encuentran durante sus inmersiones".

"El mantenimiento y limpieza de los espacios naturales es uno de nuestros objetivos, y para ello contamos tanto con la labor de las brigadas de limpieza como con la implicación de los buzos de la Región, que con un pequeño gesto pueden ayudar a mantener y preservar la riqueza natural de la Región", señaló Rosauro.

La directora general de Medio Natural destacó además el doble beneficio que genera este proyecto, ya que contribuye a la retirada del fondo marino de un material tóxico como el plomo "al tiempo que permite recuperarlo y emplearlo de nuevo como materia prima".

Así, y después de su procesamiento, el plomo retirado de los fondos marinos se reutiliza, por ejemplo, para la elaboración de planchas de radiografías o baterías de coches. El dinero obtenido con la venta del plomo, además, se reinvierte en nuevas acciones tanto en el marco del proyecto 'Plumbum' como de otras actuaciones de conservación del caballito del Mar Menor en las que participa la asociación.