UGT exige la dimisión de Javier Ruano como presidente del Consejo Social de la Universidad de Murcia

Actualizado 12/09/2015 18:30:05 CET

MURCIA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

CCOO ha criticado que este viernes e haya consumado la aprobación de la impartición de Ingeniería Eléctrica y Odontología en la UCAM "por parte de los responsables políticos de la Comunidad, y de otros que dicen representar a las universidades públicas de la Región de Murcia".

"Contra el sentido común, que sería evitar duplicidades y racionalizar la enseñanza superior, desde la Consejería de Educación se auspicia el negocio en materia educativa", han añadido, según han informado fuentes del sindicato en un comunicado.

Y es que, en su opinión, "los responsables políticos de la enseñanza regional son conocedores de la nula necesidad de implantación de los títulos aprobados en la universidad privada. Se escudan, tristemente, en el visto bueno de ANECA, o la libertad empresarial, para justificar lo que no es otra cosa que una decisión política que favorece el negocio privado".

"En contra del sentido común", continúan, an apoyado esta implantación el Presidente del Consejo Social de la UMU, Javier Ruano, la profesora de la UMU y actual Consejera de Educación Maribel Sánchez Mora (que hace muy poco formaba parte de la dirección de la Universidad de Murcia) y Luis Javier Lozano, Director general de Universidades y profesor titular de la Universidad Politécnica de Cartagena.

UGT denuncia la "incompetencia" de la Consejería de Educación, "por abordar esta implantación con falta de los estudios y trabajos técnicos que permitan la objetivación de los criterios de conveniencia e idoneidad de estas enseñanzas".

"Estos trabajos deben ser preceptivos, según el Decreto 203/2009, de 26 de junio, y la aprobación de estas dos titulaciones se ha realizado al margen de encuestas y estudios para detectar las preferencias de los alumnos de bachillerato y formación profesional de la Región, al margen de estudios relativos a las necesidades de demanda por parte de los sectores económicos y sociales, y al margen de la empleabilidad, y sin los informes favorables de los Colegios Profesionales", defienden.

Por ello, califican de "insólita" la actuación del Presidente del Consejo Social de la UMU, "pues se ha posicionado en contra de los intereses de la propia Universidad a la que representa y debe defender".

Así, entienden que el Presidente del Consejo Social "es responsable de una actitud desleal hacia la Universidad de Murcia, hacia sus intereses, hacia el Consejo Social y a sus miembros, y ha actuado en contra de la institución a la que debe representar. El Consejo Social de la Universidad de Murcia no está para defender intereses económicos privados ni para ser utilizado como plataforma de promoción política de ninguno de sus miembros".

Por ello, desde UGT exigen la dimisión inmediata del Presidente del Consejo Social de la UMU. "De no producirse la misma de modo inmediato, instamos a que el Gobierno Regional lo cese de su cargo en el próximo Consejo de Gobierno. En su defecto, pediremos a los grupos parlamentarios que presenten una moción para instar al Consejo de Gobierno de la Comunidad -que fue quien lo nombró-, que cese al actual Presidente del Consejo Social de la UMU", han concluido.

Para leer más