Iglesias quiere un Podemos fuerte tras las generales para evitar un gobierno de PP y PSOE

Actualizado 13/10/2019 19:10:11 CET
456604.1.500.286.20191013141629
Vídeo de la noticia

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado este domingo que puesto que los indicadores económicos prevén una nueva crisis, y dado que tanto PSOE como PP quieren responder a esa situación "gobernando juntos", la garantía para que la preferencia de "los poderes oligárquicos" no se dé, es que Unidas Podemos "esté fuerte en las elecciones".

En el acto de presentación del programa electoral, al que han denominado 'Las razones siguen intactas', ha recordado que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha indicado en una entrevista en 'El Español' que no ve mal la reforma laboral vigente, del PP, para abordar la posible recesión. Frente a los recortes que, dice, propondrán PP, PSOE y Ciudadanos, y que suponen degradación en los servicios públicos, está la opción de Podemos, para que los recortes "los afronten los de arriba".

Además, Iglesias ha calificado de "vergonzoso" que solo vaya a darse un debate entre candidatos durante la campaña, y ha propuesto que haya un debate entre los responsables económicos de los diferentes partidos para hablar de cómo afrontarían la crisis, dado que será un problema central.

"Porque la gente no es idiota y quiere escuchar propuestas de cada formación en materia económica. Muchos querrán hablar solo del 155, pero la sociedad se merece ese debate", ha apuntado.

Durante su discurso ante aproximadamente 400 personas --se ha quedado gente fuera por haber llegado al aforo máximo--, Iglesias ha repasado artículos de la Constitución que sirven para proteger los derechos sociales. El líder morado, al igual que hiciera en el encuentro con la gente del pasado domingo, ha salido a la calle para dedicarles a los que no pudieron entrar unas palabras antes de comenzar el mitin.

PROGRAMA DE MÍNIMOS

Ante la situación económica actual, Iglesias propone un programa de mínimos que les permita ir con garantías a una futura negociación con el PSOE: "asumimos que estaremos compartiendo Gobierno", ha llegado a decir, para subrayar acto seguido que ante la evidencia de que sus propuestas no gustan a la CEOE, ellos responde con la Constitución Española, y en concreto con el cumplimiento de los artículos sociales.

En este punto, ha lamentado que algunos políticos solo hablen del 155, algo que implica que lo votado por la sociedad en un territorio "no cuente". En cambio, añade, se olvidan del artículo 128, que subordina la riqueza del país al interés general: "Es sí que es patriótico".

Además, ha desgranado varias de las propuestas programáticas como el de la creación de una empresa pública de energía que permitiría "bajar el precio de la factura de la luz" y "miraría a la cara al oligopolio eléctrico" apostando exclusivamente por las renovables.

El líder morado ha hecho referencia también a la diferencia de ocho puntos con el resto de Europa en justicia fiscal y ha recordado que el artículo 31 de la Carta Magna indica que el sistema fiscal debe ser redistributivo. Con la recaudación de 40.000 millones de euros al año prevén reducir esa brecha con Europa a la mitad.

"Hay que hacer reformas que nos acerquen a Europa", ha advertido, para luego apuntar que es necesario que los bancos devuelvan el rescate, y que haya un impuesto de patrimonio.

EL MISMO PROGRAMA DE ABRIL

El programa de Podemos para las generales de noviembre es idéntico al que presentó en abril, pero en esta ocasión harán especial hincapié en medidas frente a una posible recesión económica, como crear un nuevo impuesto para las grandes fortunas con el objetivo de recaudar hasta un 1 por ciento del PIB de patrimonios superiores al millón de euros.

El documento, que quiere hacer frente a una nueva crisis económica "con garantías", incluyen también un impuesto sobre los beneficios de las grandes empresas por contaminar, el impuesto a la banca que aumente 10 puntos el tipo impositivo de las entidades financieras o eliminar privilegios fiscales de grandes corporaciones con un tipo mínimo efectivo del 15 por ciento.

La propuesta de los morados incide también en la transición ecológica, y apuestan por que se haga con justicia social. En ella, incluyen rehabilitar al menos 500.000 viviendas al año para que afronten la transición energética, y ven posible que se llegara hasta el millón de viviendas al año.

Además, al igual que en abril, desde Podemos prevén derogar tanto la reforma laboral de José Luis Rodríguez Zapatero de 2010 como la de Mariano Rajoy de 2012. Quieren un ingreso básico garantizado de al menos 600 euros al mes, alcanzar en la legislatura un salario mínimo interprofesional de 1.200 euros, que la jornada laboral sea de 34 horas semanales y que la educación de 0 a 3 años sea gratuita.

"NO PODRÍAN DORMIR POR LAS NOCHES"

Al acto, además de Pablo Iglesias, han asistido varios de los dirigentes de la formación, como la 'número dos', Irene Montero, la portavoz parlamentaria, Ione Belarra, el secretario de Acción de Gobierno y de Programa, Pablo Echenique, el diputado de Unidas Podemos, Juantxo López de Uralde, o el responsable económico, Nacho Álvarez.

En la intervención de Montero, ha señalado que si están ante las cuartas elecciones en cuatro años es porque los poderosos "no quieren que Pablo Iglesias se siente en un Consejo de Ministros". Ha añadido que tras la tercera, desde el PSOE ya han reconocido que el veto se debe a que "no podrían dormir por las noches".

Además, Montero ha alabado el programa, coordinado por Echenique, señalando que está hecho pensando en España y no en un caladero de votos. En este sentido, ha afeado a Sánchez que defienda la reforma laboral ante la crisis económica y ha recalcado que en el documento de Podemos no hay "fuego artificiales" sino medidas rigurosas.

Para leer más