27-M.- Antich aboga por una mayor formación en el sector turístico y por la mejora de las zonas "maduras" de Baleares

Actualizado 13/05/2007 18:08:24 CET

Armengol dice que Calvià "necesita ser el municipio que era" para "olvidar una etapa triste" como la gobernada por Carlos Delgado

CALVIÀ, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSIB a la presidencia del Govern, Francesc Antich, recalcó hoy la necesidad de dotar de una mayor formación a los trabajadores del sector hotelero de Baleares, al tiempo que abogó por la mejora de determinadas zonas turísticas de las islas, especialmente las "maduras", tal como se ha acordado con la reconversión de la Playa de Palma.

Durante el mitin celebrado en el núcleo mallorquín de Santa Ponça (Calvià) bajo la presencia del presidente del PSOE, Manuel Chaves, Antich manifestó que el archipiélago debe ser "un país turístico", por lo que consideró este sector como la "principal" actividad "a mimar". En su opinión, debe trabajarse por dotar a este ámbito de los servicios "adecuados" que permitan a los trabajadores tener "una buena calidad de vida".

El también secretario general del PSIB apostó por luchar contra la precariedad laboral, tal y como ha hecho, recordó, el Gobierno central con la recién aprobada reforma laboral, con el objetivo de conseguir, entre otros logros, más contratos fijos "que son los que dan mayor seguridad".

Asimismo, aseguró que, en caso de ganar las elecciones autonómicas del próximo día 27, los socialistas trabajarán también en favor de que "todos" puedan acceder a una vivienda "digna", cuestión de que, en su opinión, el PP "no se ha preocupado". A este respecto, lamentó que las islas es una de las Comunidades donde a las familias "les cuesta más pagar el precio de una vivienda libre".

Al mismo tiempo, criticó que los 'populares' "pretendan que todos paguemos su campaña con el dinero público, pero no les saldrá bien", a la vez que aseveró que el "único" partido que en las encuestas "va ascendiendo" es el PSIB, que, subrayó, "es el que va a liderar el cambio".

Respecto a la campaña electoral del PP en Calvià, aseguró haberse "llevado un susto" al ver los carteles de su candidato a la alcaldía, Carlos Delgado, en los que éste aparece visto desde tres ángulos distintos. "El PP amenaza con mandarnos tres Delgados y esto sería fatal", ironizó el dirigente socialista, quien reprochó que durante la actual legislatura, Delgado "haya dado apoyo a los poderosos, que se han llenado los bolsillos, mientras los demás necesitan 40 años para pagar una hipoteca".

LA LEGISLATURA DE DELGADO, UNA "ETAPA TRISTE"

Por su parte, la candidata del PSIB a la presidencia del Consell de Mallorca, Francina Armengol, consideró que Calvià "necesita ser el municipio que era" en relación con las políticas medioambientales, laborales y turísticas, para así "olvidar una etapa triste" como los últimos cuatro años, gobernados por Delgado. "Ha sido una legislatura en la que se ha trabajado para beneficiar intereses particulares, como siempre ha hecho la derecha en esta tierra", sostuvo.

Por último, el candidato socialista a la alcaldía, Antoni Manchado, lamentó que este mandato ha supuesto "la pérdida de cuatro años", en los que Delgado, criticó, "mientras la gente llegaba a Calvià él se iba al Rasputín, se montaba una guardería municipal para los hijos de los funcionarios y para el suyo, y hacía negocios inmobiliarios con su amigo Nigorra, cuando ni siquiera nuestros jóvenes podían pagarse un piso".