Actualizado 15/05/2007 23:03 CET

27-M.- Blanco reclama a Mas que "pida disculpas a los catalanes" y no imite a Rajoy usando el terrorismo en campaña

MANRESA (BARCELONA), 15 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, reclamó hoy al presidente de CiU, Artur Mas, que "pida disculpas a los catalanes y no vuelva a usar el terrorismo en toda la campaña electoral", una alusión que fue ampliamente aplaudida por las más de 200 simpatizantes socialistas reunidos en un acto de campaña en Manresa. Blanco insistió en la comparación entre Mas y Mariano Rajoy, a los que vio "la misma desesperación" electoral.

"Me han sorprendido" las palabras de Mas, responsabilizando al Gobierno catalán del aumento de reclutamiento de terroristas islámicos en Catalunya, unas declaraciones que "sólo se pueden comprender desde la preocupación de aquel que está desesperado, como Rajoy, por perder de nuevo unas elecciones, igual que Rajoy, y utilizando como ayer usó el terrorismo para atacar al gobierno, igual que hace Rajoy".

Blanco dijo ver aún "otra semejanza extraña entre Mas y Rajoy", en que "los dos quieren convertir estas elecciones municipales en lo que no son", porque en ellas se deciden los futuros alcaldes "y no quién va a ser presidente de la Generalitat ni presidente del Gobierno".

"No sé por qué tienen Mas y Rajoy tanto empeño en tratar de convertir estas elecciones en unas primarias. No sé qué prisa tiene Rajoy en perder, cuando aún no le toca, y qué prisa tiene Mas en volver a perder, cuando todavía no le toca", agregó.

El secretario de Organización del PSOE alabó la acción del Gobierno catalán presidido por José Montilla, que "está transformando Catalunya" e "inquietando mucho al líder de CiU", y aseguró que, en contra de lo que algunos dicen, "es bueno" que los gobiernos central, autonómico y local "estén mismas manos".

"ESTRATEGIA DE DESESPERACIÓN" DE MAS EN LOS MUNICIPIOS.

"Porque así nadie tendrá tentación de usar los ayuntamientos como trinchera para la crispación contra el gobierno de la Generalitat o el de España. Porque los ayuntamientos están para servir a la gente y no para servir a la estrategia de desesperación de nadie aunque se llame Artur Mas", agregó Blanco, en un discurso que levantó varias veces el aplauso de la sala.

También se refirió a la inmigración, otro tema que ha irrumpido en la campaña electoral catalana, para criticar "la cara dura de los conservadores de decir que la inmigración es un problema y después aprovecharse de ella". Blanco contrastó la situación de la inmigración bajo el Gobierno del PP, cuando dijo que estaba "explotada y en la economía sumergida", frente a una política socialista de inmigración "integrada y ordenada".

Blanco defendió también el "cumplimiento de las promesas electorales" como la "carta de presentación" de los socialistas ante los electores y, en este sentido, aseguró que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "vamos a cumplir con la cláusula del Estatut que aumenta las inversiones del Estado en Catalunya, igual que cumplimos con las tropas de Irak y con la Ley de la Dependencia, porque la de las inversiones es una deuda histórica y una necesidad de cohesión del país".

En esta línea, reprochó al PP que "se irrite tanto" con el vídeo del PSOE que "empieza enseñando la retirada de las tropas de Irak", cuando lo que pretende es "recordarle a la gente que de nosotros se pueden fiar". "De la A de los incumplimientos de Aznar a la Z de los cumplimientos de Zapatero, se cumple todo el programa electoral y eso es una buena carta de presentación", apostilló.

Blanco acompañó hoy al candidato socialista en Manresa, Josep Camprubí, en un acto de campaña en el que fue arropado por más de 200 militantes y simpatizantes socialistas. También el dirigente del PSC y conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, participó en el acto de campaña y garantizó el compromiso del Govern con las ciudades a través de la ley de barrios.

También aludió a la cuestión de la inmigración, para advertir de que "quien juega" de forma "demagógica" con este tema "no sabe lo que se hace e invita a que pasen cosas que han pasado no muy lejos", en referencia a los disturbios de hace unos meses en los suburbios de las ciudades francesas. Por contra, Nadal apostó por trabajar por "la cohesión social y convivencia" creando "una sociedad de derechos y deberes para todos", "sin privilegios de ningún tipo para nadie y sin distinciones de ningún tipo".