Actualizado 15/05/2007 21:14 CET

27-M.- El Bloc per Palma impulsará un Plan de accesibilidad para adapar la ciudad a las personas con poca movilidad

PALMA DE MALLORCA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Bloc per Palma presentó hoy sus medidas para convertir a la capital balear en una ciudad accesible para todo el mundo, ya que, según la coalición, la localidad presenta una serie de dificultades y no funciona para las personas con movilidad reducida.

En rueda de prensa, el candidato a la alcaldía, Eberhard, Grosske, advirtió de que muchos bordillos no están diseñados para pasar con cochecitos, sillas de ruedas o carros de la compra. Además, indicó que las nuevas construcciones que ha realizado la administración pública también tienen sus barreras, como los ascensores del Teatro Principal y el metro, donde no hay suficiente distancia entre el vagón y el arcén, y el velódromo, que no dispone de ascensor ni rampa para bajar a pie de pista.

Por este motivo, la coalición promete la creación de un 'Plan municipal de Accesibilidad Integral', que contemplará los ámbitos del urbanismo, la edificación, el transporte y la comunicación sensorial y la señalización. Además, reformarán y adaptarán todos los edificios y dependencias municipales para cumplir la normativa vigente sobre accesibilidad.

Asimismo, el Bloc se comprometió a adoptar medidas para la exigencia del cumplimiento de a legalidad sobre supresión de barreras arquitectónicas en el otorgamiento de nuevas licencias de apertura, obra y actividad de servicios sanitarios y centros educativos, así como también cualquier promoción de construcción o edificación privada o pública.

Además, el grupo nacionalista aseguró la sistematización de la instalación y mantenimiento de semáforos con acústica, el incremento del número de plazas de aparcamiento público reservadas a personas con discapacidades físicas, el diseño y puesta en marcha de iniciativas para apoyar a los turistas con movilidad reducida y la instalación de servicios públicos accesibles en zonas estratégicas de la ciudad.

De esta manera, el Bloc se comprometió a adecuar las playas de Palma suprimiendo las barreras arquitectónicas y poniendo los mecanismos necesarios para que las personas con discapacidad puedan acceder con igualdad de condiciones que el resto de la población.

Por otro lado, la coalición prometió también mejorar el transporte público accesible instalando más plataformas en las paradas de autobús, con la adecuación de todos los autobuses con plataformas e información sonora y visual y con paradas de autobuses con información en braille, sonora y visual.