Actualizado 21/05/2007 13:05 CET

27-M.- La palabra 'okupación' no aparece en ningún programa de Barcelona, pese a estar en boca de todos los candidatos

BARCELONA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La palabra 'okupa', 'okupación' y 'desalojo' no aparece en los programas electorales de las cinco formaciones políticas con representación en el Ayuntamiento de Barcelona y que concurren a las próximas municipales, pese a que el fenómeno está en boca de todos los candidatos.

La protesta que el pasado sábado protagonizó el movimiento 'okupa' por el centro de Barcelona, y que acabó con enfrentamientos con los Mossos d'Esquadra, ha vuelto a poner en la palestra el fenómeno de la 'okupación' y ha irrumpido en la campaña electoral, después de haber centrado el debate municipal de los últimos meses.

De hecho, la receta para afrontar la 'okupación', especialmente cuando ésta genera conflicto con los vecinos y actos de violencia en la calle, ha enfrentado ideológicamente a los socios del gobierno tripartito y también a la oposición, que, juntos, han intentado sin éxito consensuar una posición en el marco de una comisión de trabajo específica.

El alcalde de Barcelona y candidato del PSC a la reelección, Jordi Hereu, que durante sus siete meses en el cargo ha defendido la mano dura con los 'okupas', considera que la 'okupación' "no ofrece una alternativas" a los problemas de acceso a la vivienda, por lo que cree que sus protestas son "poco interesantes".

Hereu, que cree "poco significativa" la presencia de 'okupas' en Barcelona, advierte de que "ya han ido perdiendo peso y que continuarán perdiéndolo" en la ciudad. Pese a estas palabras y prometer que el PSC hará frente a estos retos, la palabra 'ocupación', sólo aparece en su programa vinculada al ámbito económico y del empleo.

Pese a que el candidato de CiU, Xavier Trias, ya prometió en precampaña que si llegaba a ser alcalde solucionaría en seis meses el fenómeno, este compromiso no se incluye en las 329 páginas de su programa electoral, que tampoco menciona la palabras 'okupas', 'okupación' ni 'desalojar'.

Ya durante la campaña, Trias ha reafirmado que se debe actuar con "máxima celeridad" desde el Ayuntamiento, cuando lo ilegal dificulta la convivencia. De hecho, el convergente ha denunciado "la pasividad" del gobierno municipal para desencallar la situación de "las 300 fincas" 'okupadas' en la ciudad.

Al igual que CiU, el candidato del PP, Alberto Fernández Díaz, también ha utilizado esta baza para criticar al tripartito durante este mandato. "Hay que 'desokupar' Barcelona de 'okupas'" se ha convertido en la frase más reiterada de Fernández.

Pese a que públicamente ha defendido la creación de oficinas de apoyo a los propietarios de fincas 'okupadas', ello tampoco aparece en el programa marco de los populares, aunque desconocemos si se incluye en el que han elaborado para Barcelona, que todavía no han distribuido a la prensa de forma íntegra.

ERC e ICV-EUiA, socios del gobierno tripartito de Barcelona y que, en ocasiones, especialmente los ecosocialistas, han defendido el diálogo y la mediación con los 'okupas' para dar solución a ciertos conflictos, tampoco aluden a este fenómeno en sus programas electorales.

El candidato de ERC, Jordi Portabella, considera que, para evitar que los 'okupas' molesten a los vecinos, la única solución es aplicarles la misma legislación sobre normas de convivencia que el resto de ciudadanos.

Portabella también es partidario de importar a Barcelona el sistema que ya se practica en Holanda, en el que los 'okupas' pagan un alquiler "simbólico" a los propietarios de los edificios en que se instalan, con la intermediación del ayuntamiento, que, de esta forma, puede regular la 'okupación'.

Por su parte, la candidata de ICV-EUiA, Imma Mayol, insiste en la mediación del Ayuntamiento para poner fin a conflictos abiertos entre vecinos y 'okupas'. Pedir la agilización de la justicia en casos de dificultad de convivencia es otra de las soluciones que dan los ecosocialistas, que defienden la despenalización de la 'okupación'.