Actualizado 28/09/2015 16:44 CET

Pablo Iglesias abre la puerta a apoyar "una mayoría progresista" en Cataluña con ERC, PSC y la CUP

Pablo Iglesias tras las elecciones catalanas
Foto: EUROPA PRESS

Promete a los catalanes un referéndum si gana las elecciones generales

   MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, vería con buenos ojos que Catalunya Sí que es Pot --la candidatura en la que se integra la formación morada, ICV y EUiA-- participara en la creación de una "mayoría progresista" junto a ERC, la CUP y PSC para formar un Gobierno sin Convergencia.

"En esa mayoría progresista, con un programa de combate a los recortes y de defensa de la verdadera soberanía sí me encontraría a gusto", ha afirmado en la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes en la sede de Podemos tras la reunión del Consejo de Coordinación, al ser preguntado por las opciones que se abren en Cataluña para formar gobierno tras los comicios autonómicos de este domingo.

Así, ha confirmado que su candidatura no va a apoyar a Junts Pel Sí, pero sí ha abierto a la puerta a llegar a algún tipo de acuerdo con ERC en el caso de que la lista en la que también se integra el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, y Convergencia, se rompiera. "Claro que pienso en un futuro en el que pueda haber una mayoría progresista en la que puedan convivir diferentes posiciones", ha apostillado.

"DISPONIBLES" PARA UNA MAYORÍA PROGRESISTA

"Debería contestar Catalunya Sí que es Pot, pero hemos sido muy claros. Estamos disponibles para una mayoría de progreso que de alguna manera enmiende la hoja de servicio del señor Mas que tiene que ver con recortes, con desigualdad y con privatizaciones. Si eso ocurre, sería el fin de Junts Pel Sí, y podría hablarse de diálogo", ha reconocido.

Así, ha señalado que, independientemente de la postura que cada formación tenga respecto a la independencia, las formaciones "progresistas" están de acuerdo en combatir los "recortes" y en la "defensa de la verdadera soberanía que tiene que ver con los hospitales y las escuelas".

"Yo sí me encontraría a gusto y me entiendo cuando hablo con Joan Tardá (ERC), y me entiendo incluso cuando hablo con miembros del PSOE, sobre todo cuando no están crecidos por sus resultados electorales, y me entiendo cuando hablo con gente de la CUP. No me entiendo con señores con Boi Ruiz, que era jefe de la patronal sanitaria y que fue nombrado consejero por Mas", ha apostillado.

Durante la campaña electoral, Iglesias ya había apuntado esta posibilidad de formar un gobierno con ERC, PSC y la CUP, dejando al margen a Convergencia y a Mas, aunque había vinculado esta opción a que el futuro ejecutivo estuviera presidido por el candidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell.

No obstante, Iglesias no ha hecho referencia este lunes a la condición de que dicho gobierno "progresista" tenga que estar liderado por Rabell, de lo que se desprende que en Podemos son conscientes de que esta hipótesis queda descartada debido al resultado de su candidatura en los comicios de este domingo, en los que han quedado en cuarto lugar, empatados con el PP y por detrás del PSC.

De ello se desprende que Podemos estaría de acuerdo en apoyar la formación de un Gobierno de las citadas fuerzas de izquierda, sin necesidad de que sea Rabell quien lo lidere, siempre y cuando ERC se haya desvinculado por completo de Convergencia y haya abandonado su pretensión de declarar en esta legislatura la independencia de forma unilateral.

"Claro que pensamos en un futuro en el que puede haber una mayoría progresista. Sería bueno para los catalanes y para los españoles. Pero no apostamos por declaraciones unilaterales de independencia. Apostamos porque haya un referéndum", ha sentenciado.

REFERÉNDUM VINCULANTE EN CATALUÑA

Así, Iglesias ha aprovechado para volver a reafirmar su compromiso de que si Podemos gana las elecciones generales de diciembre y llega a ser presidente del Gobierno, convocará un referéndum en Cataluña para que sean los catalanes los que decidan su relación con el Estado, frente a soluciones que proponen otras formaciones y que sólo llevan a "callejones sin salida".

"Creo que la cuestión catalana requiere responsabilidad democrática y altura de Estado. Creo que por desgracia el actual presidente del Gobierno ha demostrado no estar a la altura de las circunstancias históricas excepcionales que vive España y Cataluña", ha lamentado.

Tras señalar que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido "el mejor jefe de campaña de Mas", ha defendido que "la cuestión catalana no se soluciona con inmovilismo ni con medidas cosméticas como trasladar el Senado a Barcelona", en referencia a la propuesta del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cuya postura también ha criticado.

"En este momento toca estar a la altura y hay lago de lo que nadie duda y es que la sociedad catalana quiere votar. Nosotros estamos dispuestos a convocar un referéndum en Cataluña y en ese referéndum defenderemos un proyecto de país, España, en el que quepa una nación que se llama Cataluña", ha aseverado.

"Sin ninguna duda. Podemos no quiere que Cataluña se vaya", ha reafirmado, para añadir que dicha consulta sería vinculante y se celebraría sólo en Cataluña, para que sean ellos los que decidan su relación con el Estado, al igual que hicieron los escoceses. "Fue una demostración de salud y altura democrática. Quiero que la democracia española se pueda mirar a los ojos con la democracia británica sin tener ninguna vergüenza", ha apostillado.

"TERCEROS" EN LA "PARRILLA DE SALIDA" PARA LAS GENERALES

Sobre las perspectivas con las que afronta ahora Podemos las elecciones generales, tras los "decepcionantes" resultados de su candidatura en las catalanas --tal y como los ha descrito Iglesias--, el candidato a La Moncloa de la formación morada ha reconocido que "la parrilla de salida" resultante de estos comicios les "obliga a ganar" partiendo de "una tercera posición".

No obstante, ha señalado que los "el ecosistema político catalán" no se puede comparar al español, y por ello, lo que ha ocurrido en estas elecciones no puede "preestablecer" lo que ocurra en el resto del país en las próximas elecciones generales.

Así, Iglesias ha confirmado que Podemos no piensa modificar estrategia. "Nuestra hoja de ruta se mantiene. Podemos será la papeleta del cambio. Seguiremos en la misma dirección para ganar las elecciones generales", ha afirmado, para recordar que Catalunya Sí que es Pot se ha enfrentado en las catalanas al "escenario más difícil", ya que se trataba de una campaña muy "polarizada" en términos de independencia, y su intento por trasladar el debate al plano social no ha funcionado.

"Estamos encantados de habernos quedado solos en el terreno de la responsabilidad de Estado", ha asegurado, para criticar que, a su juicio, el PSOE ha sido "enormemente irresponsable" al hacer uso de las "banderas" y ayudar a polarizar aún más la campaña.

Para leer más