Actualizado 09/11/2014 13:19 CET

González Pons: "Mientras gobierne el PP, nadie, ningún español se tendrá que ir de Cataluña"

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general de Estudios y Programas del PP y jefe de la delegación española en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha afirmado que "mientras gobierne el PP, nadie, ningún español se tendrá que ir de Cataluña".

Así se ha expresado González Pons durante la clausura de un acto con el que el Partido Popular ha conmemorado el vigésimo quinto aniversario de la caída del Muro de Berlín, al que han acudido varios eurodiputados 'populares' y el vicepresidente segundo de Sociedad Civil Catalana, José Rusiñol.

En este sentido, el europarlamentario del PP ha explicado que hay "240 trozos del Muro de Berlín repartidos para que toda la tierra recuerde lo que no tiene que volver a suceder" y ha agregado que "falta uno en el despacho de Artur Mas", presidente de la Generalitat de Cataluña.

Además, ha indicado que cuando cayó el Muro de Berlín, muchos ciudadanos que llegaban al "Berlín democrático" se preguntaban si les dejarían "volver" a casa y que hoy "muchos catalanes" se cuestionan si se tendrán que ir de Cataluña. "Mientras gobierne el PP, nadie, ningún español se tendrá que ir de Cataluña", ha asegurado González Pons.

Seguidamente, ha manifestado que en el Muro de Berlín "hay todavía una pintada" que dice que el mundo es demasiado pequeño para partirlo con un muro. "Europa y España son demasiado grandes como para que las partamos con un muro", ha enfatizado.

EL "MITO DE LA UNANIMIDAD"

En relación con Sociedad Civil Catalana, opina que sus integrantes "representan a una sociedad viva" que, a su juicio, "no va a aceptar el mito de la unanimidad" del nacionalismo y que se "resiste" a que la política se convierta en un "único discurso".

Asimismo, ha indicado que los 'populares' han comenzado el día haciendo un homenaje "a todas las personas que son y han sido víctima de las dictaduras" y "a todas las personas que han tenido que vivir separadas por el odio" y por la "sinrazón". En este sentido, se ha dirigido a Rusiñol, a quien ha asegurado que el PP quiere hoy homenajear "públicamente" a todas aquellas personas que "aún pueden perder su libertad", que "pueden ser separadas por un muro" y "obligadas" a vivir al margen del resto de Europa. "Ni un muro más", ha subrayado.

Para González Pons, con la caída del Muro de Berlín "quedó enterrado el odio, el rencor, la agresividad como medio de diálogo" y "perdió la tiranía y ganó la democracia". "Parece paradójico y mentira que, 25 años después, en España de lo que se esté hablando es de nuevas fronteras donde nunca han existido y de alternativas políticas de la nueva izquierda", ha remachado.

"¿Vosotros creéis que Mas habría derribado el Muro de Berlín?", ha planteado a los asistentes, para después preguntarse "en qué lado del muro hubieran sido felices Pablo Iglesias y los de Podemos". Además, ha señalado que cómo puede resultar "fácil, si quiera posible, imaginar un país como España y un continente como Europa partido en dos".

A su juicio, el "nacionalismo identitario es el ladrillo con el que se construyen los muros en Europa", que ya no son "ideológicos o geográficos", sino que "separan familias, aíslan personas y rompen proyectos vitales".

González Pons ha defendido que España es "el país más diverso y, por tanto, más rico de Europa" y ha agregado que es "solidaridad y convivencia". "Separar Cataluña de España es romper España. Sin Cataluña España sería otra cosa, pero ya no sería España y sacar a Cataluña de España sería sacarla de la Unión Europea", ha declarado.

Por su parte, el también eurodiputado Antonio López-Istúriz ha advertido de que hay gente que "envidia" el sistema de bienestar europeo y "lo quiere destruir desde fuera y desde dentro". En su opinión, desde dentro, lo quieren destruir los populismos y los nacionalismos, que destruyeron en el pasado la UE.

DAR UN PASO AL FRENTE

Finalmente, Rusiñol ha señalado que es necesario "dar un paso al frente para que se visibilice esa mayoría silenciosa de ciudadanos que se sienten españoles y que ha estado escondida dentro de ese relato nacionalista", para lo que considera muy necesaria "la colaboración del resto de españoles".

Además, ha indicado que hoy vive un día "agridulce" porque se conmemora "el inicio de la libertad de todos los europeos" pero "lamentablemente" en su tierra se está celebrando "un referéndum ilegal que es una farsa democrática". "Lo utilizarán como excusa para dar una vuelta de tuerca más en su objetivo final", ha asegurado.

A su juicio, la "casta nacionalista ha tratado a Cataluña como si fuese algo propio, su cortijo" y consideran a los catalanes "como un objeto en lugar de un sujeto", concibiendo la democracia "como un instrumento y no como un fin en sí mismo".

Rusiñol ha recordado que el nacionalismo "siempre es la antesala de los autoritarismos" y "lo que pasó en Europa hoy puede volver a suceder en Cataluña". "En los últimos años el nacionalismo ha construido un relato basado en falsedades históricas con un control total de los medios de comunicación" cuyo objetivo es "levantar muros mentales entre muchos catalanes haciendo creer que lo español en Cataluña es algo impropio" y desarrollando "una hispanofobia que ellos ocultan".

Para leer más