Abogados de la familia de un fallecido en el accidente de Santiago denuncian el retraso en el cobro de la indemnización

Publicado 06/02/2014 18:47:45CET
EUROPA PRESS

Calculan que los fallecidos tienen derecho a 100.000 euros por responsabilidad civil y otros 60.000 por el seguro de viajeros

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los abogados de la familia de uno de los fallecidos en el accidente de tren de Santiago del pasado mes de julio han alertado de que aún no se han pagado las indemnizaciones por el siniestro, que podrían además elevarse si se sigue dilatando el proceso debido a los intereses por demora que contempla la legislación.

Así lo ha denunciado a Europa Press el abogado Ignacio González, del despacho DPG Legal que representa a los familiares de uno de los fallecidos en el accidente en el que murieron un total de 79 personas y más de un centenar resultaron heridas.

El letrado cree que es "extraño o al menos no habitual" que en casos de fallecimiento se tarde tanto en liquidar la responsabilidad civil, que en este caso calcula que ronda los 100.000 euros por fallecido. Y sobre todo cuando es "evidente" que la responsabilidad del siniestro no es del pasajero.

Pero además, ha avisado de que esta dilación puede conllevar que se eleve la cuantía de la indemnización debido a los intereses que establece la legislación, que son del 50 por ciento los dos primeros años y el 20 por ciento a partir del segundo año.

Los afectados por el accidente sólo han recibido una cantidad de dinero que corresponde al mínimo que establece la directiva para evitar situaciones de desamparo. Si el juez establece la suficiencia de esa cantidad recibida, entonces no habría que sumar los intereses de demora. Este pago obedece a que la directiva europea obliga a las compañías de transportes a abonar "una pequeña cantidad" a los afectados para los primeros gastos.

DEBATE SOBRE LAS INDEMNIZACIONES

Pero además de esta responsabilidad civil, el abogado de DPG Legal ha recordado que también está el seguro obligatorio de viajeros, que unos letrados consideran que se suma a la primera indemnización pero otros creen que ya queda "subsumida" por ella.

A su juicio ambas cuantías deberían ser sumadas, lo que añadiría 60.000 euros a los 100.000 de la responsabilidad civil. Todo este proceso podría dilatarse aún más debido a la petición del juez del caso de traslado a otro juzgado.