(Ampli) Unas 50.000 personas se manifiestan en Palma bajo el lema 'Basta de destrucción, salvemos Mallorca'

Actualizado 17/03/2007 23:05:05 CET

Miquel Àngel March afirma que la marcha no tiene fines electoralistas y descarta que influya en los resultados electorales

PALMA DE MALLORCA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas 50.000 personas, entre 45.000 y 50.000 según la Delegación del Gobierno en Baleares y 60.000 según la organización, se manifestaron a partir de las 18:00 horas de hoy en Palma de Mallorca bajo el lema 'Basta de destrucción, salvemos Mallorca', con la adhesión de 180 entidades, desde asociaciones de vecinos, culturales de enseñanza y ecologistas, a partidos políticos y sindicatos.

La organización, que corrió a cargo de la Plataforma Salvem la Real --integrada a su vez por otras 15 plataformas-- y el grupo ecologista GOB, aseguró que se trata de la "mayor manifestación por la defensa del territorio que ha habido nunca en Mallorca", al superar a la que se convocó en febrero de 2004 bajo el lema 'Quien ama Mallorca no la destruye', a la que acudieron unas 40.000 personas.

La cabecera de la manifestación partió de la Plaza España poco después de la hora prevista y llegó a las 19:30 horas a la Plaza Mayor, tras recorrer la calle Olmos, la Rambla de los Duques de Palma de Mallorca, la calle Navarra, la calle Unión, la Plaza Juan Carlos I, el Borne, la Plaza de la Reina, la calle Conquistador, la calle Palacio Real, la Plaza de Cort y la calle Colon.

En primer lugar, se dispuso un grupo de 'xeremiers' formado por cerca de una treintena de músicos, al que siguió durante toda la marcha la pancarta principal con el lema escogido para la ocasión, que fue portada por representantes del GOB, de las plataformas de Son Real, No al segundo cinturón, Ses Fontanelles, Salvem sa Façana y la agrupación Unió de Pagesos.

Por su parte, el portavoz de la organización, Miquel Àngel March, descartó que la protesta fuera un acto electoralista, como se ha dicho desde el PP en los últimos días, y recordó que manifestarse "es un derecho y una obligación que tienen todos los ciudadanos", así como que la convocatoria "se ha retrasado un poco más de lo que nosotros queríamos por circunstancias", dijo.

Al mismo tiempo, March consideró que una manifestación "no tiene por qué afectar a unos resultados electorales" y, en este sentido, consideró "incoherente" que la acusación provenga de "un partido que organiza manifestaciones cada fin de semana en diversos lugares de España", incidió el portavoz de la Plataforma Salvem Mallorca.

CONSIGNAS ALUSIVAS A MATAS

Durante la marcha se corearon consignas como '¡Jaume!, matas Mallorca', '¡Ya basta de destrucción!' o el ya conocido 'Quien ama Mallorca no la destruye', y los asistentes portaron pancartas alusivas a la mayoría de cuestiones polémicas en relación con el territorio que actualmente se están desarrollando o gestando en la isla. Algunos de esos carteles fueron depositados ante la puerta del Parlament balear que da a la calle Conquistador.

A la llegada de la manifestación a la Plaza Mayor, dos personas designadas por la organización, el pintor y director teatral Joan Lacomba y la periodista Maria Lluïsa Suau, leyeron un comunicado en el que recordaron que hace tres años un centenar de organizaciones --frente a las 180 de hoy-- pidieron un cambio de dirección en la política territorial de Mallorca y que no se llevasen a término proyectos que supusiesen una "destrucción ambiental nunca vista", como finalmente consideran que ha ocurrido.

Ante esta situación, los representantes de la Plataforma Salvem Mallorca invitaron a los asistentes a decir "basta" y pidieron "respeto" para el territorio, como, según consideraron, es deseo de una gran parte de los residentes de la isla. Y, en este sentido, recordaron los "atentados a espacios naturales" que suponen algunas de las irregularidades urbanísticas descubiertas recientemente.

PROTECCIÓN POCO EFECTIVA

Por otro lado, el manifiesto también se refirió a las "nuevas figuras de protección de nombre altisonante y poca efectividad", así como al urbanismo que se desarrolla en la capital balear, donde consideraron que "se debe luchar palmo a palmo contra el cemento y el asfalto" para conseguir zonas verdes en las barriadas.

Además, la Plataforma también denunció en su comunicado la "manipulación informativa", las "campañas de manipulación y desacreditación" e, incluso las "amenazas y agresiones" que han sufrido personas y entidades, entre las que incluyeron la organización de esta manifestación, "por el simple hecho de pensar diferente", aseguraron.

Tanto el GOB como la Plataforma Salvem Mallorca consideraron exitosa la protesta, al contabilizar más afluencia de participantes, especialmente de poblaciones como La Real, Es Carnatge, Ses Fontanelles, Son Sardina, Bunyola, Sóller, Inca, Campanet, Búger, Sa Pobla, Marratxí y Felanitx, entre otras.