Apagón.- Mas pide a Montilla que suspenda las vacaciones de los consellers relacionados con el apagón

Actualizado 01/08/2007 20:17:49 CET

Ve innecesario que Zapatero visite a los afectados por el apagón porque "promete todo y después no cumple nada"

LLEIDA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CiU, Artur Mas, pidió hoy al presidente de la Generalitat, José Montilla, que suspenda las vacaciones de los consellers y otros altos cargos afectados directamente por el apagón que se produjo en Barcelona el pasado 23 de julio. Se refirió, así, al titular de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, que está de vacaciones desde mediados de la semana pasada.

Mas hizo estas declaraciones en Sort, en la comarca leridana del Pallars Sobirà a la salida de la misa de la Fiesta Mayor, donde mostró sus dudas sobre si Montilla tiene la suficiente autoridad. "En los momentos importantes es un presidente inexistente e incluso consellers que tienen competencia en temas importantes se van de vacaciones", insistió. También atacó al ministro de Industria, Joan Clos, del que dijo "que no sabe ni de lo que habla" y afirmó que en conjunto todo la sensación es de "caos".

"Yo creo que llueve sobre mojado y además estamos instalados en una cierta decadencia desde el punto de vista de la eficacia de los gobiernos", argumentó Mas, que lamentó que en poco tiempo hayan pasado "cosas tan graves" como el "cacao inmenso" en el Aeropuerto de El Prat de hace un año o el "caos tremendo" de Cercanías de Renfe.

Desde el punto de vista del líder de CiU, este "retroceso de los servicios públicos", como él lo ha calificado, "lleva a la conclusión de que estamos gobernados por gente incompetente", afirmó.

Respecto a la visita de mañana del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, más de una semana después del apagón, Mas indicó que "no hace falta que venga, ni hoy ni mañana", ya que Catalunya ya está acostumbrada a las visitas de Zapatero, dijo Mas, en las que "lo promete todo y después prácticamente no cumple nada". "Para venir aquí, prometer el oro y el moro y después, a la hora de la verdad, es una visita que perfectamente se la podría ahorrar", remachó.

Aclarada su postura sobre la necesidad de la presencia de Zapatero en Catalunya, Mas consideró que la decisión de retrasar un día su visita a la Ciudad Condal para evaluar la situación creada a partir de los incendios en las Islas Canarias era justificable.