La Audiencia Nacional juzga a un supuesto yihadista que viajó a Siria y reclutó a otros combatientes

Publicado 07/02/2019 7:16:29CET

Uno de las personas captadas pasó de ser un joven alegre y sin educación religiosa a leer mucho el Corán y mostrar gran radicalización

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará este jueves a un supuesto yihadista que llegó a viajar a Siria para luchar en las filas del Frente al Nusra y después se afilió al Estado Islámico, grupo para el que captaba a otros combatientes.

La Fiscalía acusa a Said Lachhab, que residía en Tolosa (Guipúzcoa), de un delito de pertenencia a organización terrorista y pide una condena de nueve años de prisión más seis de libertad vigilada al considerar que formó parte, "de una manera sostenida en el tiempo y al menos desde el año 2013, de la estructura de captación y adoctrinamiento desde España para el envío de jóvenes musulmanes de la comarca de Tolosa".

Según la acusación, tenía "contactos con yihadistas ubicados en la matriz del Estado Islámico en Siria, de quienes recibía asesoramiento e información sobre rutas y acceso a Siria para el envío y acceso de los nuevos yihadistas".

Lachhab, alias 'Said el Checheno', siempre ha reconocido que se desplazó a Turquía con la intención de pasar a Siria, pero asegura que finalmente se arrepintió y regresó a España sin llegar a incorporarse a la milicia yihadista, según explica el escrito de conclusiones provisionales del fiscal.

Sin embargo, el Ministerio Público basa su acusación en la declaración de un testigo protegido que afirma que fue captado por el sospechoso después de que éste le contase que había regresado de Siria, donde había estado combatiendo en el Frente al Nusra.

EL PRIMER RECLUTADO FALLECIÓ EN COMBATE

En ese primer viaje, Lachhab se desplazó con otra persona a la que también había reclutado. La Fiscalía explica en su escrito ese proceso de captación: "Hasta el momento de conocer al acusado, Othmane Belkaid era una joven de carácter alegre, confiado, fácilmente influenciable, desempleado, con estudios primarios cursados en Marruecos, sin muchos conocimientos sobre religión ni costumbre de rezar habitualmente. Como consecuencia de la influencia de Lachhab, pocos meses después sufre un cambio en su carácter, se deja barba y pasa mucho tiempo leyendo el Corán, mostrando signos de una fuerte radicalización".

Viajaron los dos juntos y tras llegar a Siria e incorporarse a la mencionada organización terrorista, ambos "fueron instruidos en el uso y manejo de armas de fuego" y combatieron. Poco después, el acusado regresó, mientras que el otro hombre se quedó en Siria, donde falleció en septiembre de 2015 luchando con el Estado Islámico.

Del primer viaje regresó Lachhab en octubre de 2013 y comenzó a reclutar a otra persona, el ahora testigo protegido, a quien explicó que ya había estado en zona de combate y le recomendó "mejorar su condición física" para prepararse para el viaje, pero esta vez ya no irían a afiliarse al Frente al Nusra, sino al Estado Islámico.

A lo largo de 2014, el testigo protegido "intentó hasta en dos ocasiones desplazarse a Turquía para llegar a Siria", siempre "siguiendo estrictas medidas de seguridad", aunque finalmente no lo hizo porque alguien de su entorno le convenció de que no lo hiciera.