La Audiencia Nacional rechaza que Argentina tome declaración a Martín Villa porque la Ley de Amnistía sigue en vigor

Publicado 25/10/2018 15:10:25CET

El juez recuerda a Servini que podría interrogar al exministro por "mecanismos distintos" dado que ya se ha ofrecido a declarar

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juez del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha rechazado que la justicia argentina tome declaración al exministro Rodolfo Martín Villa como pedía la magistrada María Romualda Servini, que le investiga por la presunta comisión de delitos de lesa humanidad en el marco de la dictadura franquista. Afirma que colisionaría con la Ley de Amnistía, que sigue en vigor porque el Parlamento no ha decidido lo contrario.

En un auto firmado el pasado 22 de octubre, De la Mata sigue así el criterio de la Fiscalía, que se había opuesto a atender la comisión rogatoria librada por Argentina por entender que la investigación de los crímenes del franquismo compete en exclusiva a la Justicia española y que, en todo caso, los presuntos delitos habrían prescrito.

Servini investiga torturas, asesinatos, desapariciones forzosas y sustracción de menores cometidos en España entre julio de 1936 y junio de 1977 e imputa a Martín Villa crímenes de homicidio con el concurso premeditado de dos o más personas, lo que constituiría un delito de lesa humanidad que en Argentina no prescribe y se persigue por el principio de jurisdicción universal. La jueza había ya solicitado a otros juzgados españoles que le dejasen tomarle declaración, pero siempre se ha rechazado.

Asimismo, señala que atender la comisión rogatoria "colisiona con la Ley de Amnistía de 1977", pues si bien podría argumentarse que "el cumplimiento de las obligaciones vigentes derivadas del derecho internacional podría hacer considerar directamente inaplicable" esta norma, el hecho es que ha sido "confirmada recientemente en su contenido esencial por acto de naturaleza legislativa".

De La Mata se refiere al hecho de que el Pleno del Congreso rechazó en 2011 una proposición para modificar la vigencia y aplicación de la Ley de Amnistía, aunque también cita que la Constitución, que derogó expresamente varias normas, no tocó esta. "Es lógico, pues constituyó un pilar esencial, insustituible y necesario para superar el franquismo y lo que éste suponía"; señala en el auto.

Añade además que "precisamente porque la 'Transición' fue voluntad del pueblo español, articulada en una ley, es por lo que ningún juez o tribunal, en modo alguno, puede cuestionar la legitimidad de tal proceso. "Se trata de una ley vigente cuya eventual derogación correspondería, en exclusiva, al Parlamento", concluye.

CRÍMENES PRESCRITOS

El juez De la Mata argumenta asimismo que España no ha ratificado la Convención internacional que declara imprescriptibles los delitos de lesa humanidad, crímenes estos que no entraron en el Código Penal además, hasta el año 2004, lo que impide perseguir los cometidos con anterioridad a aquella fecha. "La calificación jurídica planteada es imposible de aplicar por nuestros tribunales", concluye.

Añade sobre este asunto que, en todo caso, los delitos imputados se habían cometido hace más de 40 años, así que habría vencido el plazo de prescripción que establece el Código Penal español y "aún cuando los tratados Internacionales sobre la materia fijen la imprescriptibilidad de los delitos contra la humanidad y aunque esa exigencia haya sido llevada a nuestro ordenamiento jurídico interno, no es procedente otorgarle una interpretación retroactiva".

MARTÍN VILLA HA PEDIDO DECLARAR

En todo caso, De la Mata llama la atención sobre el hecho de que el propio Martín Villa pidió que se admitiera la comisión rogatoria para prestar declaración y de hecho, ha "solicitado varias veces" declarar ante la jueza en Argentina, pese a lo cual, ella ha librado la comisión rogatoria para interrogarle delante de un magistrado español.

"Existen distintos mecanismos ajenos al intentado que permitirían culminar la aspiración de Martin Villa de poder prestar esta declaración, bien, como ha solicitado, compareciendo en Argentina, bien compareciendo en lugares dependientes de la soberanía argentina en nuestro país como consulado o embajada, bien por medio de medios tecnológicos como la videoconferencia, asimismo propuesta por la parte", señala el juez al respecto.