AUGC considera una "concesión" que Navarra asuma la competencia de Tráfico y critica el "desprecio" a la Guardia Civil

Publicado 05/11/2018 13:26:21CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha criticado este lunes la negociación para traspasar la competencia de tráfico al Gobierno foral de Navarra, en lo que considera una "concesión" que responde a una motivación política y ha criticado que la decisión es un "despropósito" que incide en un "desprecio" a los guardias civiles.

Después del acuerdo entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta del Ejecutivo navarro, Uxue Barkos, para que la competencia de Tráfico y Seguridad Vial sea asumida por completo por la Policía Foral, la AUGC señala que esta decisión incide en la descoordinación policial y supone una pérdida de competencia para los guardias civiles.

Asimismo, critica que el trabajo de los agentes de Guardia Civil está siendo "objeto de faltas de respeto" como producto de "concesiones" que "únicamente responden a intereses políticos y no a la verdadera función del Cuerpo".

"Pese a las reiteradas evidencias que se observan en los últimos años del riesgo que supone para la seguridad pública la fragmentación de ésta entre distintos cuerpos nacionales y autonómicos, comprobamos con preocupación que la tendencia, lejos de invertirse, incluso se acrecienta", advierte el colectivo en un comunicado.

Y muestra su preocupación porque esta decisión tenga como consecuencia un nuevo destinos para muchos de los agentes de la Guardia Civil en Navarra.

Defiende AUGC que lleva años defendiendo la necesidad de revisar el modelo policial en España, de manera que éste responda a una seguridad pública moderna y eficaz, que evite duplicidades entre distintos cuerpos y mejorando la coordinación e información entre estos.

Desde AUGC ya se está trabajando para que esta decisión sea revisada antes de que este nuevo despropósito cause un grave perjuicio a todos estos trabajadores y sus familias.

Así, el sindicato apuesta por una unificación entre Guardia Civil y Policía Nacional como "vía más eficaz" para construir un nuevo modelo policial. Sino, considera que "lo más factible" pasa por establecer un nuevo mapa de seguridad con un reparto de competencias más especializado.