El avión que llevaba a Sáenz de Santamaría a Afganistán sufre una avería en Turquía que provoca una demora de 12 horas

Actualizado 24/10/2015 13:51:30 CET
Sáenz de Santamaría charla con los periodistas en el avión a Afganistán
EUROPA PRESS

La vicepresidenta sustituía al ministro de Defensa, que se ha quedado en España para supervisar las labores de búsqueda de los tres militares desaparecidos en Canarias

TEKIRDAG ÇORLÚ (TURQUÍA), 24 Oct. (De la enviada especial de EUROPA PRESS Ana Moreno) -

El avión Boeing 737 en el que viajaba la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con dirección a la base de Herat, en Afganistán, sufrió la pasada noche una avería en Turquía que ha obligado a aplazar el viaje más de 12 horas.

Sáenz de Santamaría sustituía al ministro de Defensa, Pedro Morenés, que en principio iba a ser el encargado de viajar a Afganistán para poner fin a la misión de las Fuerzas Armadas, pero se ha quedado en España para supervisar las labores de búsqueda de los tres militares desaparecidos en Canarias.

La vicepresidenta partió de Madrid en torno a las 23.00 horas del viernes 23 de octubre en dirección a la ciudad turca de Tekirdag Çorlú, situada a 110 kilómetros de Estambul, donde el avión debía realizar una parada técnica para repostar. Sin embargo, en el aterrizaje los pilotos detectaron un fallo en un filtro, por lo que el avión no pudo continuar el viaje a Afganistán.

En la aeronave, fletada por la compañía Air Europa, viajaban, además de la vicepresidenta y su equipo, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, así como los periodistas que van a cubrir la visita a Herat. En total, 47 pasajeros más la tripulación.

En un primer momento, el piloto del avión contactó con el personal del aeropuerto de Tekirdag Çorlú, que localizó una pieza similar a la averiada en otro avión.

Sin embargo, el arreglo no fue posible, por lo que Air Europa solicitó una nueva pieza que tuvo que ser enviada desde Madrid. La vicepresidenta y el resto de pasajeros han permanecido unas cinco horas en el avión a la espera de confirmar si era posible areglar la pieza, pero finalmente se ha decidido, por iniciativa de la vicepresidenta del Gobierno, que fueron trasladados a un hotel situado a unos 20 minutos del aeropuerto. Por el momento la demora se ha alargado 12 horas.

Las autoridades del Gobierno suelen realizar estos viajes oficiales en dos Airbus A310 de la Fuerza Aérea, pero para el viaje a Herat se decidió fletar un avión de Air Europa porque en el vuelo de regreso está previsto que 88 militares regresen de la misión de Afganistán y este tipo de aviones tienen mayor número de asientos.