Barreda cree que "todavía queda un amplio camino que recorrer" hasta conseguir la plena igualdad entre hombres y mujeres

Actualizado 17/03/2007 16:24:30 CET

TOLEDO, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presdiente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, considera que para conseguir la plena igualdad de oportunidades en el ámbito laboral y familiar queda un amplio camino por recorrer porque, a su juicio, "es más complicado cambiar mentalidades a leyes", por lo que abogó por trabajar hombres y mujeres juntos, de la mano "por un mejor porvenir, futuro y desarrollo".

Barreda aseguró hoy ante más de un millar de mujeres, procedentes de diversos puntos de la comunidad, que "no hay ninguna razón para que la mujer no pueda disfrutar de la plena igualdad real de oportunidades".

El jefe del Ejecutivo autonómico hizo esta aseveración en la jornada deportiva que acogió Illescas (Toledo) y en la que se llevaron a cabo diferentes actividades. Acompañado por el alcalde de la localidad, José Manuel Tofiño, y por el viceconsejero del Deporte, Javier Martín del Burgo, el presidente aplaudió la actividad y el dinamismo de estas mujeres, a las que reconoció ser las protagonistas del siglo XXI y de nuestra Región.

A juicio de Barreda, las mujeres deben adquirir cada vez un papel más relevante en la sociedad actual y recordó que hace pocos días se aprobó en las Cortes Generales la Ley de Igualdad, con el objetivo de fomentar la igualdad entre hombres y mujeres.

Del mismo modo, se mostró convencido de que las mujeres son el futuro, aseguró que la única revolución pacífica que ha triunfado ha sido la de las mujeres y subrayó que "no merecería la pena vivir en un mundo en el que no hubiera mujeres porque que estáis más cerca de la vida con mayúsculas".

José María Barreda no quiso despedirse de este millar de mujeres sin animarles a seguir practicando el deporte que mantiene el cuerpo y la mente sanos, informó la Junta.

UN DÍA REPLETO DE ACTIVIDAD

La jornada de estas mujeres comenzó con la celebración de la 'I Carrera de la Mujer', una prueba no competitiva, que partió de la Plaza del Ayuntamiento de Illescas y finalizó en el Pabellón Polideportivo municipal.

El día incluía una 'master-class' de afro-samba, seguida una 'batukada', interpretada por el grupo de percusión Bloco do Baliza y una paella gigante para todas las participantes puso el punto final a la jornada.