Actualizado 08/02/2007 23:30 CET

Batasuna espera reunirse en semanas con el resto de partidos y el PP ve su propuesta como otra trampa

SAN SEBASTIÁN, 8 Feb. (OTR/PRESS) -

Batasuna espera poder reunirse en las próximas semanas con la mayoría de partidos políticos y presentarles su iniciativa para que Euskadi y Navarra formen una única "autonomía política" dentro del Estado español. Así lo anunció hoy el dirigente de la formación ilegalizada Joseba Permach, que además expresó su deseo de que nadie "cierre las puertas al diálogo" porque esta propuesta "puede traer la paz definitiva". Unas puertas que el PP ya ha cerrado y mantendrá selladas a cal y canto. Su secretario general, Ángel Acebes, afirmó que la propuesta de Batasuna es una "trampa" que llega "impuesta por el uso del terror, la amenaza, la pistola o el coche bomba".

En una comparecencia ante los medios celebrada en San Sebastián, Permach quiere que las reuniones con otras formaciones se realicen "sin ningún tipo de secretismo, pero de forma discreta". Apostó porque "nadie cierre las puertas al diálogo" estableciendo condiciones previas, porque eso supondría "negar el debate de las soluciones y de la paz". En este sentido, confió en que durante las próximas semanas Batasuna pueda reunirse "con todas" las fuerzas políticas, o al menos con "la mayoría", y ser "capaces de abrir un debate" sobre su propuesta o las que planteen el resto de grupos en relación a la territorialidad y el derecho a decidir.

En todo caso, el dirigente de Batasuna señaló cuando la izquierda abertzale realiza "una aportación de calado no espera los resultados a las 24 horas", ni su objetivo es que el resto de fuerzas le "feliciten". Aseguró que se trata de una iniciativa para "sacar adelante" y "superar el bloqueo actual" del proceso. Y en cuanto a las críticas que tachan la propuesta de insuficiente al no incluir una condena de la violencia, Permach dijo que a Batasuna le "gustaría también salir algún día valorando como insuficientes las propuestas que hacen otros, diciendo que han dado un paso, pero no es el paso".

Permach recordó que "llevan 40 años" exigiendo a Batasuna una condena de la violencia de ETA para iniciar el debate, pero constató que, "por encima de esas peticiones, en este país se ha demostrado que se pueden dar pasos y que esas exigencias unilaterales no sirven para nada".

Pero el único paso que esperan algunos, como el PP, de Batasuna es "diga que desaparece el terrorismo". Con esta contundencia se expresó el número dos popular, Ángel Acebes, que no dudó en afirmar que la iniciativa que ayer presentó Arnaldo Otegi sigue teniendo como objetivo último la independencia del País Vasco. "Siguen queriendo imponer el derecho de autodeterminación a través del miedo y del terror", espetó.

ES UN "CEBO"

Acebes señaló que al exponer su propuesta Batasuna utiliza la "trampa" de presentarla de otro manera, con un "cambio de lenguaje", pero "el resultado final" es el mismo: "la anexión de Navarra al País Vasco y la autodeterminación". "Ponen el cebo para que no nos enzarcemos sobre si hay un matiz o si han cambiado en algo, cuando lo que tienen que cambiar es que no van a utilizar las pistolas ni las bombas un minuto más", insistió en declaraciones a RNE.

El secretario general del PP también arremetió contra la reacción del Gobierno, y señaló que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no se ha pronunciado porque "no quiso que nos enterásemos de lo que realmente opina". "Si tuviese claro que descarta la negociación con ETA, hubiese tenido una respuesta facilísima y clarísima", sentenció.

Sobre la propuesta de Batasuna también se pronunció El presidente del PNV de Guipúzcoa, Joseba Egibar, que aseguró que la iniciativa va "directamente" dirigida a Zapatero y su Gobierno, que, a su juicio, no ha dado por roto "definitivamente" proceso. Para el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, es muy interesante la "flexibilización" en las posturas de Batasuna que supone esta propuesta, aunque insistió en que debe condenar la violencia para ser "creíble".