Actualizado 27/06/2018 15:03 CET

Batet pide al PP que no crispe con la reforma de la Constitución ni vea el debate como una "amenaza"

Meritxell Batet interviene en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
EDUARDO PARRA/EUROPA PRESS

Los 'populares' están abiertos a "mejorar" el modelo territorial pero no para defender los intereses de los independentistas

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha pedido este miércoles al PP que deje utilizar un asunto tan "delicado" como la reforma de la Constitución para "crispar" e intentar "desgastar al Gobierno" y que no vea como una "amenaza" la apertura de un debate sobre asuntos como la reforma del Senado o la distribución competencial que requerirían tocar la Carta Magna.

Así lo ha asegurado Batet en el Pleno del Congreso en respuesta al secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, quien ha avisado a los socialistas de que no cuenten con su partido si piensan pagar "a costa de la Constitución" el "precio político" que, a su juicio, adeudan a los partidos que apoyaron la moción de censura que llevó a La Moncloa a Pedro Sánchez.

Bermúdez ha exigido a Batet que concrete qué "riesgos políticos" es partidaria de asumir para acabar con la "crisis" en la que, según la propia ministra, está el modelo territorial, y que aclare si el Gobierno o el PSOE van a registrar una propuesta de reforma Constitucional para llevar su debate al Congreso.

NO HABRÁ PROPUESTA UNILATERAL

Batet ha sido tajante al afirmar que el Gobierno "no va a presentar ninguna iniciativa unilateral" en ese sentido y se ha remitido a la comisión creada en el Congreso a propuesta del PSOE para evaluar el modelo autonómico, analizar sus posibles reforma y, en resumen, "compartir diagnósticos y aproximar posiciones".

La ministra ha insistido en que esta tarea requiere un "esfuerzo" de todos los grupos y que, desde su punto de vista, la clave está en saber si el PP se va a sumar para lograrlo o piensa "seguir trabajando para ahondar en las discrepancias y desgastar al Gobierno".

El diputado 'popular' ha interpretado de la respuesta de la ministra que el Gobierno "tiene un problema" porque siempre que menta la reforma constitucional se queda en el "titular" y no explica "qué y para qué" quiere hacerla.

CADA DÍA DICEN UNA COSA

"Cada día dicen una cosa, hablan de Estado Federal simétrico, asimétrico, de Estado plurinacional o de nación de naciones. Susana Díaz ha dicho que esto es un disparate, un poco de seriedad porque estamos hablando de la norma marco de convivencia", ha reclamado Bermúdez de Castro.

En este sentido, ha dejado claro que el PP está dispuesto a "mejorar" el modelo territorial, pero siempre que sea "para defender los intereses generales de los españoles y no de una minoría". "Ustedes han llegado al poder con los votos de los independentistas, si tienen que pagar un precio político tendrán que explicarlo, pero no será a costa de reformar la Constitución", ha dicho.

Y ha proseguido: "Si quieren iniciar ese viaje irresponsable nos tendrán enfrente porque no vamos a permitir nunca que se cuestionen ni se debiliten los principios de unidad, soberanía, cohesión e igualdad de derechos entre españoles. No abran una puerta si luego no van a saber como cerrarla no cometan esa irresponsabilidad".

Para rebatir las acusaciones de que el Gobierno carece de propuestas concretas, la ministra ha recordado que para hacer del Senado una verdadera Cámara territorial, fijar unos principios generales para un modelo de financiación estable y una mejor distribución competencial para evitar la conflictividad actual "hay que reforma la Constitución".

"No faltan propuestas, lo que hace falta es que haya otros grupos que no vean esas propuestas como una amenaza y están dispuestos al diálogo, a debatir, y a escuchar al otro. Falta que algunos grupos, como el suyo, quieran construir en vez de crispar usando un tema tan delicado para generar mucha tensión, como han hecho en los últimos seis años", ha zanjado Batet.