Benigno Pendás ve una "causa justa" que el colectivo de "exiliados" vascos y navarros por amenazas de ETA pueda votar

Actualizado 31/07/2012 13:52:44 CET

BILBAO, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El responsable de la comisión de juristas que avala el voto de los "exiliados" por amenaza de ETA, Benigno Pendás, defiende que la reforma electoral para que este colectivo de personas pueda ejercer su derecho al voto en Euskadi y Navarra es un "causa justa" y añade que devolver la "plenitud democrática" no es "adulterar" el censo electoral.

En una entrevista al diario El Correo, asegura que en el seno de la comisión ha habido un acuerdo en los tres principios esenciales y, en concreto, destaca que se "mejora la calidad" de la democracia, que es "viable" desde un punto de vista constitucional y que se hace una "intervención mínima" en el sistema electoral.

Pendás, que asegura que en la comisión hay juristas con sensibilidades distintas, señala que, desde hace años, se venía hablando, "en términos éticos y políticos" de la necesidad de reparar "una injusticia histórica" con la personas que tuvieron que abandonar Euskadi y Navarra por la presión de la violencia terrorista "y que no tiene por qué ser amenazas directas, sino presión en su conjunto".

Afirma que la condición democrática exige que los ciudadanos puedan votar libremente en condiciones de igualdad y, aunque la mayoría de los españoles lo han podido hacer desde 1977, no han sido "todos". "Que eso vaya a suponer una modificación en los resultados está por ver. Además, ese no es para nada el objetivo", añade.

Pendás cree que el aval de la comisión de juristas ayudará al consenso parlamentario y cree que hay un "acuerdo sustancial" con el PSOE sobre los principios.

Ante la postura en contra de partidos como el PNV que cree que esta iniciativa puede llevar a un "pucherazo electoral", respeta esta opinión, pero afirma que hay varios argumentos que "avalan todo lo contrario".

Tras precisar que es imposible aprobarlo para las próximas elecciones autonómicas vascas y que habría que situarse en el horizonte de las europeas de 2014, indica que el PNV es un partido que ha expresado "más de una vez su apoyo a las víctimas" y, por ello, considera lógico que considere "detenidamente" el texto. "Es el momento de sentarse, trabajar sobre el texto y ver en qué medida se puede llegar a un acuerdo", añade.

Además, precisa que devolver la "plenitud democrática" no es "adulterar" el censo, sino que lo que se hace es "reponer una situación". A su juicio, la salida "forzada" de esas personas produjo una "anormalidad democrática" y el objetivo es "restablecerla".

DECLARACIÓN JURADA

Respecto a que no haya que acreditar la condición de amenazados sino presentar simplemente una declaración jurada, indica que ese es uno de los "nudos" del texto. Pendás explica que, si se obliga a una prueba que "siempre es compleja" y que puede volver a revivir "momentos dramáticos", se está reduciendo "al mínimo el interés o el deseo de estas personas por reincorporarse a la vida democrática de sus lugares de origen".

Pendás indica que no cree que vaya a haber "más fraude" en este tema que en cualquier otro del sistema electoral y añade que los mecanismos de control son "los mismos". "No es fácil que una persona que no esté en esa situación declare haberse ido por dichas razones. Si se fuese a producir un fraude, la ley tiene mecanismos para detectarlo", añade. A su juicio, podría pasar algún "caso aislado" pero "no de forma masiva".