Borrell: "Me preocupa más la unidad de Reino Unido que la de España, creo que Reino Unido se dividirá antes"

El ministro Josep Borrell participa junto al expresidente Felipe González en un
Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo
Actualizado 20/11/2018 11:53:06 CET

Dice que España no se opondría a la independencia de Escocia si se hiciese conforme a las normas británicas

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado este martes en Bruselas que le "preocupa mucho más la unidad de Reino Unido que la de España", incluso que cree que "Reino Unido se dividirá antes que España".

Así lo ha afirmado en Bruselas, durante una entrevista con 'Politico', recogida por Europa Press. Preguntado entonces si esa opinión se debe a la fortaleza de España o a la debilidad de Reino Unido, ha respondido que es "un claro signo de la debilidad de Reino Unido".

Borrell se ha expresado así tras decir que, si Escocia se independizase, como consecuencia del Brexit pero de acuerdo con las normas internas británicas, España no tendría problema. "Si Westminster está de acuerdo no vamos a ser nosotros más papistas que el Papa", ha ilustrado. Eso sí, ha puntualizado que este caso no sería comparable a la independencia de Kosovo --que España no reconoce--.

Las palabras de Borrell se producen, además, en un contexto de disconformidad del Gobierno español con el texto del Tratado para la salida del Reino Unido de la UE. Tanto Borrell como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han avisado de que el Gobierno no podrá votar a favor si no se aclara en el texto que la relación futura de la UE con Gibraltar necesitará el consentimiento español.

Y respecto a la situación en Cataluña, que ha calificado como "un asunto muy importante de la política española", ha reconocido que quienes "quieren la independencia sí o sí" no ven "gran diferencia" entre este Gobierno y el anterior, porque el Ejecutivo de Sánchez no permitirá un "referéndum de secesión como en Escocia".

"(Mariano) Rajoy no lo permitió, el Gobierno socialista no lo permitirá y ningún gobierno constitucionalista, porque va contra la Constitución", ha remarcado.

Lo que sí puede hacer el Gobierno, ha insistido, es "intentar recuperar la relación normal", desbloqueando pagos pendientes y retirando algunos recursos. "Dentro de la ley hay muchas cosas que podemos hacer", ha asegurado, intentando ser "más flexibles y cooperativos" e "intentando resolver los problemas que son reales y los que se pueden resolver".

Eso sí, ha subrayado que eso no quiere decir que el Gobierno vaya a decir "a todo que sí" a la Generalitat: "No puedo daros un referéndum de secesión, no soy (David) Cameron y España no es Gran Bretaña, tenemos una Constitución, como Alemania, como Estados Unidos, como todo el mundo con la excepción de Reino Unido".

NUNCA HA HABLADO CON TORRA, PERO LO HA LEÍDO

Borrell ha reconocido que él nunca ha hablado con el presidente de la Generalitat, Quim Torra --"pero lo he leído", ha dicho-- porque no es su trabajo, pero que sí lo hace el presidente del Gobierno.

Además, ha afirmado que el Gobierno español intenta "estar más presente en Cataluña, pero las cosas son como son". Como prueba de esa ausencia, ha relatado que, con motivo de la reciente reunión de ministros euromediterráneos que tuvo lugar en Barcelona, se dio cuenta de que la Administración General del Estado no tiene en la ciudad ningún emplazamiento adecuado para organizar un acto de ese tipo, y tuvieron que organizarlo en un hotel.

"Tenemos alguno, pero en tan mal estado que no se puede usar", ha admitido, avanzando de paso que ha propuesto que se reconstruya el Palacio de la Aduana, pero que "depende de los Presupuestos".

En cuanto a la propuesta de que se vote un nuevo Estatuto de autonomía, ha recordado que para ello lo primero es que haya "un acuerdo entre catalanes" y se ha mostrado bastante escéptico sobre la posibilidad de que el Parlamento catalán alcance la mayoría de dos tercios necesaria. Con todo, se ha mostrado partidario de trabajar en ello.

Borrell ha defendido su decisión de retirar el estatus diplomático al representante del Gobierno de Flandes en España, en respuesta a manifestaciones del presidente del Parlamento flamenco diciendo que "España tiene que ser expulsada de la UE". "Fui muy paciente", ha asegurado.

ACUERDO CON RUSIA CONTRA LA DESINFORMACIÓN

También ha explicado el acuerdo que alcanzó con el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, para combatir las noticias falsas. Según ha dicho, alrededor del 70% por ciento de los mensajes en redes que criticaban al Gobierno español y pedían la independencia de Cataluña --en el entorno del 1-O-- procedían de territorio ruso o venezolano.

El objetivo es que, si esto vuelve a pasar, en lugar de que haya cruces de protestas los dos gobiernos se sienten juntos para analizar e identificar el origen de esos flujos.

Contador