Borrell no se arrepiente de no haber invitado a Torra a la UpM: "No podía haber otro incidente diplomático"

Sesión de control al Gobierno en el Senado
Ricardo Rubio - Europa Press
Actualizado 10/10/2018 11:39:35 CET

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores,UE y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado este miércoles que no se arrepiente de no haber invitado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a la reunión euromediterránea de ministros que se celebró el lunes en Barcelona, porque no quería exponerse a "otro incidente diplomático como en Washington".

De este modo, ha evitado rectificar una decisión que ha irritado a la Generalitat y a los partidos que gobiernan en Cataluña, hasta el punto de que el consejero catalán de Acción Exterior, Ernest Maragall, le escribió este martes una carta en la que le acusa de "romper el clima de diálogo" entre los dos Gobiernos y de falta de respeto institucional, según ha avanzado 'La Vanguardia'.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, Borrell ha recordado el "enfrentamiento" entre Torra y el entonces embajador español en Estados Unidos, Pedro Morenés, el pasado mes de junio, con motivo de la inauguración de un festival cultural sobre Cataluña.

En aquella ocasión, Torra aprovechó el foro internacional para decir que Cataluña había sufrido persecución política y cultural y denunciar la existencia de presos políticos. Morenés salió a "rectificar con hechos y cifras la propaganda" con un discurso que recibió el respaldo total del ministro.

Así, ante la convocatoria en Barcelona de una reunión internacional con 43 ministros, Borrell cree que no invitar a la Generalitat es precisamente lo que tenía que hacer. Preguntado si en este momento invitaría a la Generalitat a otro acto similar, ha respondido que "si las cosas están como están, tampoco es plan". "Esperemos que mejoren", ha zanjado.

El ministro ya había explicado el mismo lunes en Barcelona que no había querido dar a Torra un foro para "seguir vilipendiando el buen nombre de España".

Esas palabras han llevado a Maragall a pedir por escrito a Borrell "una rectificación pública y explícita". A su modo de ver, "vetar la participación de Cataluña en este foro, después de emitir un juicio de intenciones sobre como podría ser una intervención del presidente de la Generalitat, demuestra un menosprecio absoluto del criterio de colaboración institucional imprescindible para afrontar los grandes retos pendientes en el Mediterráneo".

Por otro lado, Borrell ha respondido en el pleno del Congreso a una pregunta sobre esa reunión euromediterránea de la diputada socialista Soraya Rodríguez.

El ministro ha reconocido que no está del todo satisfecho porque no se ha conseguido que los 43 países invitados envíen "el nivel adecuado de represnetación" pero ha destacado que la UpM gestiona importantes proyectos de cooperación --más de 50 valorados en 5.000 millones-- y es un foro en el que hablan y discuten todos los países ribereños, incluidos palestinos e israelíes.

Contador