Actualizado 24/01/2013 10:43:22 +00:00 CET

Caldera no pudó detectar las irregularidades del director de la Fundación Ideas

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Ideas, Jesús Caldera, ha afirmado que no tiene "poderes sobrenaturales" que le permitieran darse cuenta de que el ya exdirector de esa organización vinculada al PSOE, Carlos Mulas, supuestamente se había embolsado unos 50.000 euros por artículos facturados y publicados bajo la firma de 'Amy Martin' entre 2010 y 2011.

Durante una entrevista en la cadena SER recogida por Europa Press, Caldera ha destacado la "rapidez" y la "ejemplaridad" con las que ha actuado al conocer, a través de informaciones periodísticas que luego verificó, las irregularidades cometidas por Mulas, quien ha sido destituido.

"Hemos actuado con rapidez y creo que con ejemplaridad", ha subrayado el que fuera ministro de Trabajo en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "En cuanto ayer tuvimos información de estos hechos, nos pusimos a actuar inmediatamente", ha indicado.

POSIBLES ACCIONES LEGALES

Caldera ha reiterado que "se va a reintegrar hasta el último euro" de las cantidades cobradas por Mulas --unos 3.000 euros por artículo-- y que, "por tanto, fraude no va a existir". Además, ha añadido que se podrían emprender "acciones legales" por "el daño que se pueda haber infligido".

Aunque ha admitido que fue él quien propuso como director a Mulas, una persona "muy brillante" en la que tenía "una gran confianza", y que es "responsable directo" de su nombramiento, ha señalado que no tenía "poderes sobrenaturales" para haber detectado las irregularidades.

"La gestión de una organización tan compleja como una fundación no es sencilla. Yo pregunté en varias ocasiones, tanto a administración como a gerencia, y me dijeron que no había nada aparentemente irregular porque todo está perfectamente facturado, porque se hacía a través de una agencia prestigiosa y porque el material se entregaba", ha explicado.

"Es cierto que son cantidades elevadas, pero yo no me ocupo del día a día de cada una de las facturas ni tengo poderes sobrenaturales, desgraciadamente, para haber podido advertir esa circunstancia", ha manifestado.

Por consiguiente, el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Ideas no tiene "conciencia de haber fallado en ninguno de los aspectos de esta gestión". A la pregunta de si alguna persona de esa organización debería dimitir, por ejemplo él mismo, ha contestado: "Estas son decisiones colectivas. (...) Es algo que no me corresponde a mí, es algo que valoraremos con nuestros compañeros de la organización".

INFORMACIONES PUBLICADAS EN 2012

Respecto a una noticia publicada el año pasado por el diario 'ABC', según la cual Mulas facturó a la fundación unos 50.000 euros entre 2009 y 2010 a través de una empresa de su propiedad, Caldera ha dicho: "Aquella información se refería en concreto a otras situaciones que comprobamos y eran perfectamente correctas". No obstante, ha reconocido que en aquel caso el entonces director también cometió "un error".

"En el caso de los artículos, hay una serie de facturas. No solo se refieren al archivo, sino también a la participación en la elaboración de un libro que, al preguntar a los profesionales que llevan la administración, a mí se me dijo: 'No hay ningún problema'", ha detallado. Pero "cuando hemos tenido conocimiento de la situación real, hemos actuado con contundencia y con rapidez", ha insistido.