Calvo: Lo ocurrido en Cataluña "es inadmisible y tendrá consecuencias"

Actualizado 10/12/2018 12:43:45 CET
417917.1.500.286.20181210122218
Vídeo de la noticia

SEVILLA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español adoptará medidas para que no se vuelvan a producir los cortes y aperturas de peajes de autopistas en Cataluña como los perpetrados este fin de semana por los Comités de Defensa de la República (CDR), ante la pasividad de los Mossos, que no recibieron órdenes para actuar.

Así lo ha anunciado este lunes la vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, quien ha tildado de "inadmisible" estos hechos y ha garantizado que el Ejecutivo adoptará medidas para que no vuelva ocurrir, si bien ha advertido de que aplicar el artículo 155 de la Constitución es "la última medida a la que hay que llegar".

"La Constitución y el Estado de Derecho establecen situaciones de respuesta en las que se encuentra el Gobierno porque esto no puede volver a ocurrir", ha manifestado Calvo en declaraciones a los periodistas antes de asistir en Sevilla al acto de entrega de la decimocuarta edición de los Premios Plaza de España.

Ha insistido en que lo que ocurrió ayer en Cataluña "va a tener consecuencias", a la par que ha advertido de que el presidente catalán, Quim Torra, "no puede inhibirse cuando ocurren situaciones que provocan intranquilidad en la ciudadanía porque su principal obligación en Cataluña, como autoridad del Estado que es, es el mantenimiento de la seguridad y la convivencia".

Así, ha explicado que el Ejecutivo de Sánchez va a tomar medidas "en el marco de las competencias y del Estado de Derecho para que lo que ocurrió ayer nunca más vuelva a ocurrir" pues, como ha agregado la vicepresidenta, "no se pueden cortar vías ni se puede impedir la libre circulación de bienes y de personas, que es un derecho fundamental, por ninguna actuación, y mucho más cuando se producen por inhibición de la actuación de los Cuerpos de Seguridad que dependen de la Generalitat".

"El Gobierno está estudiando toda la capacidad de respuesta que tenemos en todas las vías posibles porque esto no puede ocurrir y menos cuando la seguridad depende fundamentalmente de la propia responsabilidad de Generalitat y de Torra, que tiene que saber que está en Cataluña para gobernar para todos, para establecer seguridad y tranquilidad en la convivencia y no para generar todo contrario", ha afirmado Calvo.

No obstante, preguntada por si es el momento de aplicar el 155, la vicepresidenta ha indicado que esa es "la última medida a la que hay que llegar" y que la Constitución y el Estado de Derecho establece situaciones de repuesta "en las que se encuentra el Gobierno central".

"Torra está para garantizar la seguridad, la convivencia y la tranquilidad de Cataluña, y el Gobierno de España está para eso", ha proseguido antes de explicar que desde anoche el Ejecutivo está trabajando "en las medidas de reacción que vamos a determinar y que afectan a las competencia que tiene el Gobierno de España porque esto no puede ocurrir".

TACHA A TORRA DE "IRRESPONSABLE"

Respecto a las manifestaciones que hizo Torra apelando a la vía eslovena, Carmen Calvo ha avisado de que el presidente catalán cruzó en el terreno especulativo "una línea de irresponsabilidad absoluta", al referirse a una situación que, como ha recordado, "dejó detrás dejo muertos y heridos".

"A nadie se le ocurre hacer su trabajo como cargo publico más que desde la paz, la seguridad y la convivencia", ha apuntado antes de insistir en que Torra trazó una línea "inaceptable e imposible para un cargo público en una democracia como la española, una de las mejores del mundo".

A su juicio, el presidente de Cataluña "fue muy lejos pidiendo una situación que trajo muertos", por eso ha instado a Torra a reflexionar acerca de lo que dijo que además ha tenido una contestación unánime de todo el mundo y mientras ha insistido en que lo ocurrido ayer "va tener una contestación por parte del Gobierno".