Cargos del PSOE asumen que Sánchez no presentará los Presupuestos sin tener la garantía de aprobarlos

Reunión de Consejo de Ministros en Sevilla
Carlos Márquez - Europa Press
Publicado 15/11/2018 15:33:41CET

Cada vez son más los que dudan de que las cuentas lleguen en diciembre al Congreso, pese al discurso oficial del Gobierno

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Miembros del Grupo Socialista en el Congreso ya asumen que el Gobierno no aprobará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 sin tener cerrados antes los apoyos suficientes para sacarlos adelante o, como mínimo, para que superen el primer trámite parlamentario del debate de enmiendas a la totalidad.

Aunque el Gobierno aún no ha tirado la toalla y mantiene en su discurso oficial que su "intención" es remitir a las Cortes el proyecto de Presupuestos antes de final de año porque la voluntad es negociar "hasta el final", fuentes del propio Ejecutivo admiten que la opción de ni siquiera presentarlos, porque se constate que será imposible aprobarlos, existe.

A día de hoy, el Ejecutivo tan sólo ha suscrito un acuerdo con Unidos Podemos en torno a los Presupuestos y ha iniciado conversaciones con el PNV para adherirle al consenso. Pero los nacionalistas vascos, por boca de su presidente, Andoni Ortuzar, ya han advertido de que no se "desgastarán" en una negociación que no tiene visos de prosperar por el rechazo de ERC y PDeCat a apoyar las cuentas de Sánchez.

Diputados de ERC y PDeCat recordaban este jueves que el Gobierno aún no se ha dirigido a ellos para hablar de Presupuestos, lo que interpretan como una muestra de falta de interés real del Ejecutivo en la aprobación de los Presupuestos.

LA OPCIÓN MÁS CÓMODA

Varios parlamentarios del Grupo Socialista consultados por Europa Press admiten que para el Gobierno puede resultar más cómodo no presentar unos nuevos Presupuestos si no puede sacarlos adelante, lo que daría una imagen de debilidad.

Argumentan no sólo la dificultad de contar con el apoyo de los independentistas catalanes en el clima actual de tensión ante la inminencia del juicio al 'procés', sino lo complicado de mantener las medidas sociales pactadas con Podemos en un acuerdo al que se sumen la "derecha" del PNV y del PDeCat.

Otro elemento digno de tener en cuenta es la situación particular del PNV, partido que se vio gratamente beneficiado por la negociación de los Presupuestos actualmente en vigor y por tanto, según estas fuentes, no tendrían gran interés en sustituir estas cuentas por otras.

MARGEN DE ACTUACIÓN

Y con el presupuesto de Rajoy prorrogado, lo que sucederá en cualquier caso a partir del 1 de enero de 2019, el Gobierno aún tendrá capacidad para sacar adelante ciertas medidas por decreto ley y a través de ampliaciones determinadas de crédito. Así se podría recuperar los subsidios de desempleo para los parados de más de 52 años y las ayudas a la dependencia, o incrementar las pensiones o el sueldo de funcionarios, por citar sólo algunos ejemplos.

Todas estas medidas, además, se identificarían como acciones impulsadas en exclusiva por el Gobierno, que podría rentabilizar electoralmente y sin compartir el rédito con ninguna otra fuerza, como ocurre en el caso de una negociación presupuestaria en la que hay que hacer cesiones, como ha ocurrido en el acuerdo alcanzado con Unidos Podemos.

De hecho, tras este acuerdo el PSOE se lanzó a hacer campaña por todo el territorio de las medidas incluidas en este pacto, pero sin mencionar a Podemos. La estrategia consiste en publicitar un proyecto de Presupuestos que no existe por el momento y que se basa en el acuerdo alcanzado con otra formación, a la que no se menciona.

La posibilidad de sacar adelante algunas de las medidas principales de ese pacto, aún sin nuevos Presupuestos, la admitió el propio Sánchez en rueda de prensa el pasado 7 de noviembre cuando avanzó que, si no conseguía aprobar los Presupuestos, intentaría desarrollar algunas esas medidas vía aprobación de reales decretos leyes. De hecho ya ha anunciado que el aumento del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros lo aprobará por real decreto ley antes de que termine el año para que esté en vigor el 1 de enero.

EN DICIEMBRE SE DESPEJARÁ LA INCÓGNITA

La incógnita sobre los Presupuestos se despejará en cualquier caso este mes de diciembre. El Gobierno, dijo Sánchez el miércoles en sede parlamentaria, trabaja para remitirlos al Congreso antes de que acabe el año.

El grueso de los diputados socialistas consultados ve harto difícil que se pueda cumplir esa meta. Algunos sostienen que si el proyecto de Presupuestos no entra en la Cámara en diciembre, esto no quiere decir que no puedan presentarse más adelante.

También hay quien piensa, aunque no es la opinión mayoritaria, que presentar los Presupuestos aún sin tener los apoyos suficientes para que salgan adelante, serviría para demostrar lo que el Gobierno está dispuesto a hacer en materia de política social y retratar a quienes se opongan a este tipo de medidas.