Casado dice que su "rival" es Sánchez y no Abascal, pero pide al líder de Vox ser "más agradecido" con el PP

28A.- Casado (PP) rechaza la "educación endogámica" que "de forma tenue" impulsa el Principado
DAMIÁN ARIENZA - EUROPA PRESS
Publicado 12/04/2019 15:57:44CET

Apela al votante de Vox para que se "fíe" del PP: "Cuando empiecen a pintar bastos, ¿A quién le doy la clave de mi tarjeta de crédito?"

OVIEDO, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este viernes que su "rival" es el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, y no el líder de Vox, Santiago Abascal, a quién ha pedido, no obstante, ser "un poco más agradecido" con el PP después de que le hayan tratado "tan bien" estos años.

Así se ha pronunciado Casado en un acto con empresarios asturianos que se ha celebrado en Oviedo, ciudad que también visitará este mismo viernes Abascal tras un acto en Covadonga, lugar mitificado por la historia como cuna de la Reconquista.

En su discurso, Casado ha dicho que no iba a "jugar con las bromas" relativas a la Reconquista y ha recalcado que el PP tiene "muy claro" que su "adversario" es Pedro Sánchez. "Los demás, bienvenidos a conocer Codadonga".

El líder de los 'populares' ha señalado que es el único candidato a la Presidencia del Gobierno que va a recorrer todas las autonomías en campaña, por lo que es "difícil no coincidir" con él en alguna provincia.

RECORDATORIOS A ABASCAL PERO "SIN ACRITUD"

"Insisto, mi rival es Sánchez. Y yo lo único que le he dicho al señor Abascal es que sea un poco más agradecido al partido que tan bien le ha tratado durante 20 años y que tanto defendió a toda su familia", ha manifestado, para añadir que esto lo decía "sin acritud".

Consciente de la fuga de votos hacia Vox, Casado ha puesto en valor la "experiencia", el "balance de gestión" y la "solvencia" que tiene el Partido Popular en materia económica. Dicho esto, ha pedido a los ciudadanos que se pregunten antes de votar de quién se fían.

"Yo si fuera empresario o yo que soy padre de familia, cuando empiezan a pintar bastos, ¿a quién le doy la clave de mi tarjeta de crédito de los candidatos que se presentan a las elecciones? ¿A quien le compro un coche usado? ¿A quién le dejo a mi hijo un fin de semana? ¿A quién le pido que me asesore en una inversión?".

Según ha dicho, estas son preguntas que se hace un votante cuando va a una urna y "el voto es lo más sagrado" que tienen en democracia. A su entender, la cuestión es de qué proyecto "se fía" una persona para que le vaya mejor. "Humildemente, creo que el PP no tiene competencia", ha apostillado.

"REENAMORAR" AL ANTIGUO VOTANTE DEL PP

Casado se ha mostrado optimista en este primer día de campaña a pesar del revés electoral al PP que pronostican las encuestas. "Hoy empieza todo", ha reiterado, para agregar que el PP tiene "muy buenos equipos" y ofrece un "balance de gestión" a nivel autonómico y municipal.

Tras restar credibilidad a sondeos como el del CIS, ha subrayado que el escenario electoral está muy abierto porque hay un 40% de indecisos y el PP "siempre ha tenido voto oculto, más que los demás" partidos. "Cuando se cambia de entrenador y se cambia de alineación, ahora tenemos que intentar que esa división del voto ahora vuelva al entorno común", ha aseverado, para añadir que un votante de Vox no tiene "excusa" para no apoyar al Partido Popular.

En este punto, ha indicado que en estos 15 días de campaña electoral apelará a "reenamorar" y "recuperar" al antiguo votante del PP, "diciéndole que esta sigue siendo su casa". "Si el PP ha hecho algo mal, hemos tomado nota y no se va a volver a hacer nada mal", ha agregado.

EL PP, "MONJAS CLARISAS" EN COMPARACIÓN CON SÁNCHEZ

Casado ha apelado una vez más al voto "urgente y necesario" al PP porque es la "única alternativa" para poder echar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa. "Si no, cada voto a otra formación será un regalo a Sánchez para que siga gobernando con Torra, Otegi e Iglesias", ha asegurado.

El líder del PP ha defendido el discurso "sin complejos" de la nueva dirección de partido porque, a su entender, las campañas están para que uno se "exponga, se desnude y se dé a conocer". Y ha rechazado de plano que haya caído en la radicalidad. De hecho, ha dicho que son unas "monjas clarisas" comparados con Sánchez, que ha "pactado" con independentistas y comunistas.

También ha negado que haya habido improvisación en su precampaña electoral y ha respondido a las críticas sobre su "sobreexposición e hiperactividad" que eso también le decían ante las elecciones andaluzas. "Creo que mal no fue", ha exclamado.

Contador