Casado dice que Torra busca una "guerra civil" y Sánchez le recuerda lo "callado" que estaba cuando gobernaba Rajoy

Actualizado 19/12/2018 12:10:45 CET
419184.1.500.286.20181219100352
Vídeo de la noticia

Sánchez recalca que ofrece diálogo dentro de la ley y el líder del PP le pide que apruebe el 155 en el Consejo de Ministros de Barcelona

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este miércoles que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, lo que "quiere es un derramamiento de sangre y una guerra civil" en Cataluña y ha recriminado a Pedro Sánchez que le plantee hacer una "comisión como si fuera un Estado independiente" en vez de aplicar el 155 en el Consejo de Ministros que se celebrará en Barcelona.

En la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, el jefe del Ejecutivo ha espetado a Casado que ofrece diálogo, pero dentro de la ley y la Constitución. Además, ha recriminado al presidente de los 'populares' lo "callado" que estaba el año pasado cuando gobernaba Mariano Rajoy y se producían también protestas y cortes de autopistas por los independentistas.

Así, Sánchez ha recordado que en marzo del año pasado se cortaron "el norte y el sur de Cataluña" con la AP-7 y la AP-2 y ha destacado que tanto Mariano Rajoy como su ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, dijeron que "no era momento de polemizar" con los Mossos.

"Nosotros, al contrario, le hemos requerido a la Generalitat de Cataluña que nos diga exactamente qué es lo que ha ocurrido y asuma sus responsabilidades", ha resaltado, en alusión al corte de la autopista AP-7 durante más de 15 horas por parte de los CRD que se produjo hace diez días.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que entonces, con el PP en Moncloa, lo que hizo fue "estar callado". "Ésa es la diferencia entre ustedes y nosotros. A nosotros nos preocupa la movilidad y seguridad de los ciudadanos en Cataluña. Y el PP cuando está en el Gobierno bien que no polemiza y cuando está en la oposición reprochar al Gobierno cuál es su actitud", ha enfatizado.

CASADO DESTACA LO QUE DICE FISCALÍA

El líder del PP ha subrayado que la Fiscalía ha dejado claro que lo que ocurrió en Cataluña es "un ataque al corazón del Estado constitucional". El Ministerio Público pidió este martes que se juzgue a los acusados del procés en el Tribunal Supremo porque sus acciones supusieron un "atentado grave contra el interés general de España".

Dicho esto, Casado ha recriminado a Sánchez que esté "implorando una reunión bilateral" con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, quién, a su juicio, no está "equilibrado" por querer un "derramamiento de sangre" y una "guerra civil" en Cataluña y llamar "carroñeros y víboras" a los españoles. De hecho, el presidente catalán ha anunciado una querella contra el líder del PP por llamarle "desequilibrado".

Además, ha criticado que Sánchez ofrezca a los independentistas impulsar un nuevo Estatuto catalán que aprobarán luego las Cortes, en línea con lo que hizo el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero con el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall. "Aclárese, hasta sus barones territoriales nos da la razón en la ilegalización de Arran", ha proclamo.

Por todo eso, ha pedido una vez más a Sánchez que aplique el artículo 155 de la Constitución en Cataluña aprovechando la reunión del Consejo de Ministros que se celebra este viernes en Barcelona. Y mientras tanto, si no da ese paso, le ha exigido que tome el control de los Mossos. "Ponga orden señor Sánchez o váyase y convoque elecciones", ha espetado al jefe del Ejecutivo.

SÁNCHEZ LE ACUSA DE "OPOSICIÓN AUTORITARIA"

En su réplica, el presidente del Gobierno ha acusado a Casado de llevar a cabo una "oposición autoritaria" tanto en la forma porque "insulta" a sus adversarios políticos como en la forma porque "patrimonializa" algo que es de todos, como la Constitución.

En este sentido, Sánchez ha criticado que el líder de los 'populares' con esa actitud esté practicando "la antipolítica, no resolver los conflictos sino enquistarlos" y le ha pedido de nuevo que abandone esa posición autoritaria.

Contador