Actualizado 30/04/2020 13:22:43 +00:00 CET

Castells da por hecho que el próximo curso se eliminará el requisito académico para becas: "Hay muy buenas perspectivas"

El ministro de Universidades, Manuel Castells, durante una rueda de prensa para informar sobre la última hora de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, en Madrid (España) a 23 de abril de 2020.
El ministro de Universidades, Manuel Castells, durante una rueda de prensa para informar sobre la última hora de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, en Madrid (España) a 23 de abril de 2020. - Moncloa

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

   Añade que la medida se pondrá en marcha "en cuanto se incorporen a los presupuestos las disposiciones que ya se están tomando"

   BILBAO, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha augurado que "a partir del próximo curso" las becas serán por necesidad económica, eliminando el requisito académico, una medida en la que trabajan Universidades y Educación. El ministro también recuerda que es el Ministerio de Hacienda el que tiene que financiar la medida y señala que "hay buenas perspectivas". Igualmente, ha añadido que se intenterá subir la cuantía.

   Así, lo ha puesto de manifiesto en una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, en la que ha asegurado que la política de su Ministerio "se va a traducir a muy corto plazo en un nuevo programa de becas, que suprime la idea de la beca como mérito académico y se afirma indiscutiblemente como derecho subjetivo por necesidades económicas de las familias".

   De este modo, según ha explicado, "se suprime el criterio de la nota que se ha obtenido" y pasa a ser simplemente el aprobado. Sin embargo, también ha apuntado que la medida se pondrá en marcha "en cuanto se incorporen a los presupuestos las disposiciones que ya se están tomando, juntamente con Educación, que es quien tiene la competencia de las becas, y Hacienda, que es la que tiene que financiarlo". "Hay muy buenas perspectivas", ha enfatizado.

   Esta misma semana, el ministro ya había avanzado que el Gobierno pretende rebajar este año los requisitos académicos para conseguir becas al estudio, de tal manera que los estudiantes puedan optar a estas ayudas con un aprobado, primando así la situación económica de los solicitantes.

   En este sentido, recalcó que "hay acuerdo" en el Gobierno y fuentes de Universidades señalaron que existe un acuerdo con la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, para que esta medida se aplique con independencia del curso en el que estén matriculados los estudiantes. En todo caso, la pasada semana Castells precisó que todo depende del visto bueno del Ministerio de Hacienda y los tres ministros tienen pendiente una reunión esta semana.

   El actual sistema de becas, aprobado por el PP en 2012, divide las ayudas en dos partes: una fija (un mínimo de 1.600 euros para cada estudiante) y una variable (que va desde los 60 hasta los 1.500 euros por alumno). Esta última depende del las notas obtenidas y su renta familiar, entre otros factores y también depende del presupuesto que queda después de repartir la parte fija.

   Por otro lado, el ministro de Universidades ha valorado que, en los últimos dos meses, "se ha hecho un curso acelerado a la fuerza de paso al online de todas las universidades", debido a la situación generada por la pandemia de covid-19.

   Según ha subrayado, "el sistema universitario ha respondido muy bien" y tanto profesorado como alumnado "han hecho un esfuerzo extraordinario, con las tensiones y problemas", pero en "su conjunto y en la UPV/EHU, en particular, un experiencia muy positiva".

   En todo caso, ha opinado que, tras esta crisis, la universidad seguirá siendo predominantemente presencial "por razones pedagógicas fundamentales", si bien "vamos hacia un modelo mixto", presencial y online.

   Castells ha apuntado que, en la actualidad, "la mayor parte del tiempo de los profesores y de los estudiantes de las universidades ya se pasa por correo electrónico y por relaciones a través de internet, lo que pasa es que ahora hay que integrarlo en los sistemas de enseñanza" y ser capaces de "pasar relativamente fácil al online y volver al presencial".

   "Pero lo presencial sigue siendo absolutamente prioritario en muchísimas enseñanzas, como las ingenierías, y es lo hay que mantener", ha indicado.

LAS CRISIS

   En otro orden de cosas, el ministro ha advertido de que, cada vez que ocurre una crisis "profunda", surgen "las fuerzas de destrucción que utilizan la demagogia y la desinformación, el control de robots en las redes, para intentar desestabilizar las instituciones democráticas y la convivencia social, y en el fondo destruir lo que hemos estado construyendo durante muchos años y también Europa". En el caso de España, ha citado al "fenómeno Vox, que está contaminando de odio la política española".

   En este contexto, ha insistido en que "hay que ser conscientes de que no podemos subestimar cuestiones de autoritarismo, xenofobia, antimujeres, que se están desarrollando". Según ha augurado, "si no manejamos bien" las instituciones y la sociedad "y salimos al paso de estas manifestaciones de odio, podemos encontrarnos con una situación de la que nos arrepentiremos de no habernos dado cuenta antes".