Cayo Lara advierte de que los recortes supondrán "más contestación social"

Cayo Lara
EUROPA PRESS
Actualizado 04/04/2012 12:29:02 CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado por el Gobierno supondrá "más contestación social" conforme la gente "vaya sintiendo en sus carnes y en su propia vida los efectos del recorte".

En una entrevista a la Cadena Ser recogida por Europa Press, el dirigente de IU ha avisado que un "recorte tan brutal de las cuentas públicas" se traducirá en "sufrimiento de muchísima gente". Lara ha afirmado que estos recortes pueden suponer "más contestación social" contra el Ejecutivo "conforme la gente vaya sintiendo en sus carnes y en su propia vida los efectos del recorte".

"Porque la gente no se va a resignar a estar pagando las consecuencias de esa fiesta que montaron unos cuantos con consentimiento de los gobiernos y que hoy tenemos que pagar el conjunto de los ciudadanos", ha avisado.

En este sentido, ha afirmado que su formación piensa presentar una enmienda a la totalidad y enmiendas parciales a los presupuestos, aunque ha reconocido que tienen "poca fe" de que el Ejecutivo las pueda aceptar. "El Gobierno está maniatado en manos del poder económico", ha criticado.

Preguntado por las alternativas a la política de recortes, el dirigente de IU ha apostado por luchar contra el fraude fiscal aunque ha reconocido que "nadie está en contra de controlar el déficit". Asimismo, ha considerado que es "intolerable" la cifra de fraude fiscal que hay en España.

PALMADA EN LA ESPALDA A LOS DELINCUENTES

"En esto no se ha remangado ningún gobierno a meterle el diente. Por esa vía de los ingresos se podría haber resuelto la vía del déficit incluso tener recursos para una recuperación económica", ha explicado.

Al hilo de esto, ha manifestado que ningún gobierno tiene voluntad de solucionar este problema y "encima" se les presenta una amnistía fiscal. "Es decir a los delincuentes les dicen paguen ustedes un poquito que además les damos una palmada en la espalda y todos tan contentos.

"Esto a la gente que honestamente paga sus impuestos le desanima a que los siga pagando por esa vía hay una alternativa perfecta para poder salir de la crisis", ha añadido.