Actualizado 16/03/2012 20:23 CET

CiU y ERC apuestan por la consulta del pacto fiscal pese a las advertencias del Gobierno

El Govern En El Pleno Del Parlament, Encabezado Por El Pte.A.Mas
EUROPA PRESS

BARCELONA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

CiU y ERC han mantenido este viernes intacta su apuesta por que la ley de consultas sirva para preguntar a la ciudadanía sobre el pacto fiscal, pese a que el Gobierno ha advertido de que no lo ve con bueno ojos porque considera que excede las competencias de la Generalitat.

En declaraciones a Europa Press, la portavoz de ERC, Anna Simó, ha destacado que, pese a que el Estado no lo considere conveniente y "no lo ponga fácil", Cataluña debe preguntar a sus ciudadanos sobre el pacto fiscal porque existe, a su juicio, una mayoría que lo demanda y porque se trata de un compromiso del propio presidente Mas.

El líder de CiU en el Parlamento catalán, Oriol Pujol, ha insistido en que la ley permite preguntar sobre el modelo fiscal y ha recordado que los catalanes sitúan la mala financiación como uno de los principales problemas de Cataluña.

CiU y ERC han reaccionado así al aviso de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, que ha advertido a la Generalitat de que organizar una consulta sobre el pacto fiscal sobrepasa sus competencias, y de que aplicará la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (TC) si finalmente el Parlamento catalán aprueba la ley de consultas.

Donde discrepan republicanos y nacionalistas es en cuando celebrar la consulta, ya que, mientras ERC la quiere a corto plazo para que actúe de medida de presión ante Madrid, Pujol lo ha planteado como una posibilidad a medio plazo por si fracasa la negociación política.

ENMIENDAS DE SI

Pese a las advertencias del Gobierno sobre la invasión competencial, el diputado de SI Alfons López Tena ha anunciado que su partido enmendará la ley porque la considera poco ambiciosa y quiere garantizar que sirva para preguntar sobre la independencia catalana.

Además, ha acusado a la vicepresidenta de "mentir" porque, según el también jurista y exvocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el TC permite preguntar sobre cualquier cuestión mientras el formato sea una consulta popular no vinculante por vía no de referéndum.

En sintonía con el Gobierno, el PP catalán ya dijo en el debate parlamentario que no se opone a la ley de entrada, pero quiere la garantía de que la Generalitat no preguntará por ámbitos fuera de sus competencias.

La diputada del PSC Laia Bonet anunció en el Parlamento catalán que su partido retiraba la enmienda a la totalidad en pro del diálogo y el consenso, aunque consideró que el proyecto de ley está basado "en la renuncia, el engaño, la cobardía y la soberbia" y chocará probablemente con el TC.