Ciudadanos decide su nueva dirección con el partido dividido y la lista apoyada por Arrimadas como favorita

La candidata a la Portavocía Política de Ciudadanos en las primarias, Patricia Guasp, y el candidato a la Secretaría General del partido, Adrián Vázquez (5d), atienden a los medios antes del acto fin de campaña, a 10 de enero de 2023, en Madrid (España).
La candidata a la Portavocía Política de Ciudadanos en las primarias, Patricia Guasp, y el candidato a la Secretaría General del partido, Adrián Vázquez (5d), atienden a los medios antes del acto fin de campaña, a 10 de enero de 2023, en Madrid (España). - Gustavo Valiente - Europa Press
Publicado: miércoles, 11 enero 2023 12:57

El partido naranja estrenará un modelo de bicefalia, pero aún no definirá su cartel electoral para las generales de diciembre

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La votación de las primarias de Ciudadanos, que decidirán la nueva dirección del partido 'naranja', ha arrancado este miércoles con la lista apoyada por la actual presidenta, Inés Arrimadas, como gran favorita y tras una campaña que ha dejado momentos de tensión entre las facciones enfrentadas.

Los cerca de 7.700 afiliados con derecho a voto en la elección, que se extenderá hasta las 18.00 horas del jueves, tienen que decidir entre tres candidaturas que tienen cuatro puestos prominentes. El modelo de bicefalia propuesto en el marco del proceso de refundación de Ciudadanos obliga a que la nueva dirección separe las patas política y orgánica, por lo que cada candidatura va encabezada por portavoz y secretario general, respectivamente. También incluyen un vicesecretario general y un coordinador nacional.

La candidatura 'Renace tu partido' está capitaneada por la coordinadora 'naranja' de Baleares, Patricia Guasp, y por el portavoz de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Adrián Vázquez, como candidato a dirigir el partido. Les acompañan el concejal madrileño Mariano Fuentes como aspirante a vicesecretario general y el actual secretario de Organización y responsable del partido en Navarra, Carlos Pérez-Nievas, que opta a coodinador nacional.

Cuentan con el apoyo de Arrimadas, que figura en una simbólica última posición de esta lista, pero que estaría destinada a seguir siendo la portavoz en el Congreso. Otros nombres son el diputado Guillermo Díaz; la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el portavoz en Cataluña, Carlos Carrizosa, y cuentan con el respaldo expreso de buena parte de los coordinadores territoriales. Esta lista, tachada de "oficialista" por sus detractores, obtuvo un total de 1.367 avales, convirtiéndose en la favorita.

El vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, se decidió a presentar su candidatura para portavoz político tras los desencuentros con Arrimadas en el grupo parlamentario. Sucesivos intentos de armar una lista de unidad fracasaron y ahora encabeza 'Ciudadanos de nuevo'. Está acompañado del concejal madrileño Santiago Saura --para secretario general--; y las diputadas Sara Giménez y Mari Carmen Martínez Granados --optan a vicesecretaria general y coordinadora nacional, respectivamente--. Obtuvieron la mitad de avales que su lista rival, 679 en total.

Hay una tercera lista en liza, 'La base del cambio', promovida por el afiliado Marcos Morales para portavoz y la concejal del Ayuntamiento de El Álamo (Madrid) Laura Alves para secretaria general. Se colaron en la votación al lograr 142 firmas.

CAMPAÑA TENSA

La campaña electoral se ha tornado tensa en ciertos momentos, con cruces de reproches entre las candidaturas sobre todo mediante medios de comunicación. El momento álgido llegó este lunes en el debate entre candidatos a portavoz, celebrado en la sede nacional de Ciudadanos en Madrid.

Guasp y Bal se echaron en cara reproches en prácticamente todos los bloques del debate. El candidato de la tercera lista, Marcos Morales, se sumó a las críticas y las hizo a sus contrincantes indistintamente.

La campaña finalizó el martes con sendos actos con afiliados. La dupla Guasp-Vázquez celebró un evento con afiliados en un local de Madrid, al que asistieron Arrimadas y Villacís, mientras que Bal celebró un acto telemático tras el que reclamó recuperar el "sentido de utilidad" de Ciudadanos.

RELACIONES CON PSOE Y PP

Siendo este un año electoral, uno de los ejes de campaña ha sido la relación del partido con el PSOE, a cuyos votantes moderados quiere dirigirse Bal, y con el PP, máxime cuando el 'popular' Alberto Núñez Feijóo ha abierto sus puertas a quienes tomen las riendas de la formación 'naranja'.

Está previsto que los resultados de la votación se hagan públicos en torno a las 19.00 horas del jueves. Tras la votación del nuevo liderazgo del partido, este fin de semana tendrá lugar la Asamblea Extraordinaria que significará la culminación del proceso de refundación puesto en marcha para reflotar la formación tras la sucesión de debacles electorales. Los afiliados tendrán que refrendar los cambios propuestos en el marco de las labores de refundación, como el nuevo modelo de dirección y el propio liderazgo.

A partir de ahí, habrá que ver si el partido recompone su unidad, especialmente en el grupo parlamentario del Congreso, que ha quedado visiblemente fracturado. Todos los candidatos han hecho llamamientos a la integración, aunque desde el equipo de Bal rechazan forma parte de la nueva dirección si pierden al considerar que se han evidenciado ha quedado claro que sus modelos de partido son diferentes.

DIFÍCIL INTEGRACIÓN Y FUGAS PROGRAMADAS

El equipo de Guasp y Vázquez sí estaría dispuesto a sumar a personas de las demás listas, especialmente de la encabezada por el afiliado de base Marcos Morales, al reconocer que las cosas se han tensionado demasiado con los de Bal.

Al margen del proceso se han quedado los cargos públicos del partido que este verano pidieron la dimisión de Inés Arrimadas y criticaron el plan de refundación. En ese colectivo hay vicealcaldes, concejales y portavoces autonómicos que, muy desconectados del partido, podrían formalizar su salida tras la asamblea para acabar en las listas del PP para las elecciones de mayo.

Y, además de todo este proceso orgánico, el partido dejará pendiente para el segundo semestre la elección de su cabeza de lista a las próximas elecciones generales, unas primarias en las que sí podría aparecer Inés Arrimadas, que nunca llegó a ser candidata a la Presidencia del Gobierno. Y no habría que descartar al propio Edmundo Bal o a Patricia Guasp.

Contador