Actualizado 23/02/2012 22:28 CET

Condenados el patrón de un pesquero marroquí y su ayudante por agredir a tres guardias civiles en Melilla, según AUGC

La AUGC asegura que además trataron de pinchar la embarcación de las agentes "con un garfio que se encontraba sujeto a un palo"

MELILLA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El patrón de un pesquero marroquí ha sido condenado a un año de prisión y su ayudante a dos meses de cárcel por una agresión a tres guardias civiles cuando estos les pidieron identificarse mientras faenaban en aguas de Melilla, según ha informado este jueves Asociación Unificada de la Guardias Civiles (AUGC).

A través de una nota de prensa, la AUGC ha comunicado que las penas se han impuesto en un juicio rápido después de que los hechos que se juzgaban sucedieran el pasado domingo 19 de febrero de 2012 en el Dique Sur de Melilla, la zona marítima española más cercana al puerto de Beni-Enzar (Marruecos).

La asociación ha explicado que ese día una patrullera de la guardia civil se acercó a una embarcación marroquí que faenaba con redes ilegales en aguas melillenses, entre la playa y el dique. Asimismo, ha añadido que los dos ocupantes de la embarcación trataron de golpear la embarcación en la que iban los agentes "con un garfio que se encontraba sujeto a un palo, pero al no conseguirlo agredieron con otro palo a los tres guardias civiles, uno de ellos el secretario de acción asociativa de AUGC"

De igual modo ha asegurado que los pescadores marroquíes "intentaron pinchar la barca neumática en la que iban" los agentes. Finalmente los dos ciudadanos marroquíes fueron detenidos por un delito de resistencia y desobediencia a la autoridad y tres faltas de lesiones.

AUGC ha indicado que es como norma en los casos de agresión a guardias civiles, intenta personarse como acusación particular para poder defender los derechos de los agentes agredidos, "pero en esta ocasión no ha podido ser así ya que el procedimiento se siguió por juicio rápido al conformarse los detenidos con la condena que había pedido el ministerio fiscal".

Las penas son de un año de prisión para el patrón, por una falta de lesiones con dos meses de multa a razón de seis euros diarios y otros 300 euros de indemnización por los daños personales causados a los guardias. En cuanto al acompañante ha sido condenado a dos meses de prisión por dos faltas de lesiones con multa a razón de 6 euros por día e indemnización a uno de los guardias de 300 euros y a otro 210 euros

"Cuando el abogado de la Organización se personó en los juzgados para recabar toda la información se encontró con que los agresores ya habían sido juzgados y condenados y puestos en libertad ya que carecían de antecedentes en España", ha manifestado por último la AUGC.