Actualizado 26/06/2014 14:29 CET

El Congreso aprueba con apoyo de PP, PSOE y CiU el nuevo régimen disciplinario militar tras casi un año de tramitación

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso de los Diputados ha dado el visto bueno este jueves, con los votos favorables de PP, PSOE, CiU, CC, UPN y Foro, al proyecto de Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas después de casi un año de tramitación.

El Gobierno envió el proyecto de ley a las Cortes Generales en septiembre de 2013, a pesar de que lo había aprobado unos meses antes, pero durante la tramitación ha sufrido modificaciones como consecuencia de la negociación mantenida entre los grupos Popular y Socialista, ya que éste en un principio no estaba de acuerdo con algunas consideraciones del texto.

Una de las principales novedades que se han introducido en el proyecto, que ahora pasará a su tramitación en el Senado, es que las manifestaciones que convoquen los miembros de las Fuerzas Armadas o de la Guardia Civil, siempre que sea haciendo uso de su condición militar, podrán ser suspendidas.

Según el texto acordado, las manifestaciones de "carácter político, sindical o reivindicativo" en las que se porten armas o se vista el uniforme conllevarán falta disciplinaria muy grave. Mientras, se quedarán en falta muy grave aquellas en las que se pronuncie o se haga "propaganda a favor o en contra de partidos o sindicatos o de sus candidatos".

Este acuerdo ha resultado finalmente satisfactorio para el PSOE, que en un principio se mostró en contra de las enmiendas relacionadas con este asunto que propuso el PP y que también afectaban a los miembros de la Guardia Civil. A cambio de introducir las modificaciones sobre las manifestaciones, el Grupo Popular ha aceptado retirar la enmienda en la que planteaba sanciones para los dirigentes de las asociaciones profesionales de guardias civiles en caso de incumplir su régimen disciplinario.

OTROS GRUPOS PEDÍAN ELIMINAR EL ARRESTO

El proyecto de ley no ha contado con el apoyo de otros grupos parlamentarios como la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD y varios partidos del Mixto como ERC, BNG o Geroa Bai debido fundamentalmente a que el texto no elimina el arresto como sanción para los miembros de las Fuerzas Armadas, una de sus principales demandas y de las asociaciones profesionales de militares.

Otra de las novedades de este proyecto es la incorporación de la sanción económica de uno a 15 días así como la reducción a la mitad de las sanciones máximas de arresto, al pasar de 30 a 14 días por faltas leves y de dos meses a 30 días por faltas graves. También se introduce un nuevo procedimiento de control judicial al reconocer la figura del 'habeas corpus'.

Por otra parte, el arresto por falta leve, establecido entre uno y 14 días, consistirá en la permanencia del sancionado en su domicilio o en el lugar de la unidad, si bien el texto aclara que "la restricción de libertad implica que el lugar de cumplimiento no puede ser una celda o similar".

Para leer más