Actualizado 04/09/2012 19:45 CET

Cosidó releva a su Jefe de Oficina, que fue acusado por el PSOE de dirigir una academia para formar policías

Ignacio Cosidó
EUROPA PRESS

Tenía relación con el principal investigador de Interligare, cesado también el pasado julio e investigado por filtrar datos de la trama

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha relevado del cargo a Pedro Agudo, su Jefe de Oficina y uno de los hombres de su confianza dentro del gabinete. Recientemente, Pedro Agudo había sido acusado de dirigir, a través de su mujer, una academia de formación que examina y cobra a futuros agentes que preparan la oposición al Cuerpo. Según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión, el relevo se ha producido a petición propia de Agudo, quien ha solicitado volver a labores operativas "por motivos personales".

Otras fuentes consultadas explican que la situación de Agudo en el gabinete de Cosidó se había tornado insostenible en los últimos meses debido a su mala relación con los altos mandos de la Policía Nacional, entre ellos el propio Director Adjunto Operativo (DAO), Eugenio Pino.

Además, según estas mismas fuentes, guardaba relación con el ex jefe de la brigada de Delincuencia Económica y Fiscal, Jaime Barrado González, investigado por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional como posible filtrador de datos relacionados con la empresa Interligare, la presunta trama corrupta formada por ex altos mandos de Interior.

JAIME BARRADO, CESADO EN JULIO

Barrado fue el principal investigador de esta trama, pero fue cesado de su cargo el pasado mes de julio en una de la primeras decisiones adoptadas por José García Losada, actual responsable de la Comisaría General de Policía Judicial.

Losada accedió a ese puesto tras el cese --por orden del Director General de la Policía Ignacio Cosidó-- de José Enrique Rodríguez Ulla tras apenas seis meses en el cargo. Barrado era el hombre de confianza de Ulla en el seno de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que dirige el comisario José Luis Olivera.

El cese de Barrado se enmarcó en una reestructuración de la Brigada, si bien otras fuentes apuntan a una pérdida de confianza por parte del Director Adjunto Operativo de la Policía (DAO), Eugenio Pino, y el propio Director General de la Institución, Ignacio Cosidó.

Por su parte, la situación de la academia de formación de futuros policías fue objeto de una pregunta parlamentaria escrita dirigida por el PSOE al Gobierno. El PSOE se interesaba acerca de si Agudo ha formado parte de algún tribunal de promoción dentro de la Policía, cuántas acciones posee de la citada academia, si se ha abierto alguna investigación interna en Interior sobre estos hechos y si Agudo va a ser cesado de su cargo.

Según informó el diario 'El Mundo', las acciones de la academia figuraban inicialmente a nombre de Agudo, pero posteriormente pasaron a nombre de su esposa porque el reglamento de la Policía le impide gestionar centros de este tipo.

EL GOBIERNO NO VEÍA MOTIVOS PARA SU CESE

El Gobierno contestó que no veía "incompatible" que la esposa del jefe de gabinete del Director de la Policía, Ignacio Cosidó, sea la máxima accionista de una academia de formación que examina y cobra a los agentes que preparan la oposición al Cuerpo. En consecuencia, el Ejecutivo informaba de que este funcionario no sería cesado de su cargo, según la respuesta parlamentaria escrita a la que ha tenido acceso Europa Press.

El Ejecutivo defendía que este funcionario, Pedro Agudo, "no posee ninguna acción en academia alguna y tampoco ha formado parte de ningún tribunal de acceso, ni de promoción al Cuerpo Nacional de Policía" y explicaba que desempeña un puesto como "coordinador de proyectos en comisión de servicios en el Catálogo de Puestos de Trabajo de la Policía".

Por ello "el Director General de la Policía no tiene previsto el cese de este funcionario y no observa incompatibilidad entre la actividad profesional de su esposa y el puesto que éste desempeña en este momento". En la respuesta del Gobierno no se precisaba si anteriormente Agudo poseía acciones de la academia.

Se trata de Legispol, un centro fundado en 2009 que presume en Internet de ser la academia con más aprobados en las oposiciones a la Policía. "Oposición Cuerpo Nacional de Policía 2011 - gran éxito de aprobados en el ingreso al CNP de nuestros alumnos. Un 8.5 por ciento de todos los aprobados de España son alumnos de Legispol, cuando sólo se han preparado con nosotros un 0.2 por ciento de los opositores. ¡felicidades a todos y gracias por confiar en nosotros!", celebra un mensaje en su web.