Covite exige al Gobierno Vasco que "modifique" sus unidades didácticas por no ajustarse a la ley vasca de víctimas

Publicado 15/11/2018 13:29:55CET
  La Presidenta De Covite, Consuelo Ordóñez
EUROPA PRESS - Archivo

Reclama que los materiales Herenegun! sean sustituidos por otros que "pongan en el centro del relato" a las víctimas del terrorismo

SAN SEBASTIÁN, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha exigido al Gobierno Vasco que "modifique por completo" las unidades didácticas 'Herenegun!' ya que estas "no se ajustan y contradicen los principios que inspiran la ley vasca de víctimas del terrorismo", y le ha reclamado que esos materiales educativos sean sustituidos por otros que "pongan en el centro del relato" a las víctimas del terrorismo.

Según ha recordado, en un comunicado, esta ley "defiende el significado político" de las víctimas de ETA haciendo hincapié en que en la sociedad vasca no cabe un "proyecto político de nacionalismo radical que conlleve totalitarismo identitario y exclusión por negación de la libertad de identidad".

"En 'Herenegun!' no se abordan las causas reales de victimación de ETA y no se deslegitima ni su trayectoria criminal ni su proyecto político totalitario y excluyente", ha resaltado el colectivo, al tiempo que ha criticado que los materiales educativos del Gobierno Vasco "tengan un punto de partida ético equivocado".

A su juicio, al admitir que "la aproximación histórica a lo sucedido en los últimos 60 años tiene lecturas e interpretaciones plurales", tal y como se puede leer en la introducción de 'Herenegun!', se da lugar a que "el marco interpretativo del terrorismo de ETA sea la 'teoría del conflicto', a una equidistancia en el análisis y a la defensa del empate entre varios agentes violentos enfrentados al mismo nivel".

Covite ha considerado que, de esta manera, el Gobierno Vasco defiende que había un conflicto anterior a la organización terrorista, y que "por eso se explica ETA". "Queda así sobreentendido que ETA es una consecuencia de ese conflicto, y por tanto su responsabilidad criminal resulta atenuada o negada", ha insistido.

En ese sentido, se ha opuesto a que "se siga argumentando, desde la mitificación del conflicto, que ETA es el resultado de una injusticia histórica contra un pueblo vasco oprimido". Para el colectivo que preside Consuelo Ordóñez, "el punto de partida para explicar el terrorismo de ETA es único: ETA surgió para imponer un proyecto político nacionalista vasco radical en el País Vasco y en Navarra, independientemente de que en España hubiese democracia o no -y prueba de ello es que la gran mayoría de sus acciones criminales las cometió en democracia-".

"CENTRO DEL RELATO"

Por todo ello, Covite ha reclamado al Gobierno Vasco que sus materiales educativos sean sustituidos por otros que "pongan en el centro del relato" a las víctimas del terrorismo. "Es inadmisible que el testimonio de exmiembros de ETA estén en igualdad de condiciones que los testimonios de las víctimas y de aquellos que han defendido el Estado de derecho", ha reiterado.

"El condenado por terrorismo Hasier Arraiz o la parlamentaria de EH Bildu Jone Goirizelaia no pueden explicar las consecuencias del terrorismo de ETA porque en la actualidad siguen justificando la existencia de ETA", ha subrayado.

Asimismo, ha denunciado que las unidades didácticas del Gobierno Vasco no abordan la cuestión de "por qué mataron los terroristas de ETA". En ese sentido, ha defendido que la organización "mató porque quería imponer un proyecto político nacionalista vasco radical, para imponer ese proyecto, produjo víctimas. Esas víctimas están en la razón de ser de ETA".

"Al analizar el terrorismo de ETA desde el marco conceptual de la 'teoría del conflicto' se suprime el significado político de las víctimas de ETA. El hilo conductor de 'Herenegun!' no debería ser el análisis de un periodo convulso, sino las motivaciones de los que lo convulsionaron", ha manifestado.

Por otra parte, Covite ha considerado que "se pasa por alto el daño causado por ETA a la democracia española en su conjunto" y no se analiza que "la primera víctima del terrorismo es la democracia, aparte de las víctimas concretas". "Atentaba contra quienes defendían la España democrática, no atentaba al azar, y por ello puso en jaque todo nuestro Estado de derecho y de libertades", ha destacado.

"El proyecto político de ETA es totalitario y antidemocrático, se persiga con terrorismo o sin él, porque se basa en la exclusión y la limpieza ideológica", ha resaltado el colectivo, al tiempo que ha señalado que sus aportaciones incluyen un anexo en el que se enumeran datos y conceptos erróneos que se encuentran en las unidades didácticas. Por ejemplo, Covite corrige que ETA no surgió en 1960, sino en 1958, o que los GAL atentaron desde 1983 hasta 1987, y no hasta 1989.