Publicado 01/07/2021 13:23CET

Covite registra 64 actos de apoyo a ETA en los seis primeros meses del año, un 51% menos que en 2020

Dice que EH Bildu deja de hacerlos "por presión social y política" y critica a la AN por archivar sus denuncias contra 'ongi etorri'

SAN SEBASTIÁN, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El colectivo de víctimas del terrorismo Covite ha registrado 64 actos de apoyo a ETA en los seis primeros meses de 2021, un 51% menos con respecto al mismo periodo de 2020, en el que registró 124, y el dato más bajo de los últimos cuatro años.

En un comunicado, Covite ha indicado que estas acciones han sido registradas en el Observatorio de radicalización, un espacio en la web del Colectivo en el que, desde 2016, se documentan todos los actos relacionados con la radicalización violenta en el ámbito del terrorismo de ETA.

Para el colectivo es "positivo" el dato de homenajes a miembros de ETA en lo que va de 2021, ya que "es el más bajo desde que creó el Observatorio de radicalización". Covite ha indicado que este año "sólo ha tenido conocimiento de la realización de nueve homenajes, siete de ellos a etarras fallecidos, lo cual indica que el número de 'ongi etorris' a etarras a su salida de prisión ha disminuido notablemente".

Además, ha apuntado que, del total de los actos de apoyo a ETA documentados, 36 han tenido lugar en Gipuzkoa, 11 en Bizkaia, 10 en Navarra, cinco en Álava y dos en el País Vasco francés.

En cuanto a la tipología de los actos, según Covite 40 han sido pintadas y pancartas de ensalzamiento a ETA; nueve homenajes a miembros de ETA; cinco manifestaciones a favor de la amnistía para los presos de ETA; y 10 acciones clasificadas como otros actos, "como episodios de acoso e intimidación a las FCSE o la agresión al exconcejal del PP en Vitoria Iñaki García Calvo".

El colectivo ha aplaudido que haya menos homenajes a miembros de ETA, lo cual atribuye a su "labor constante de documentación y denuncia pública de este tipo de actos humillantes e indignos", que ha dado como resultado "el rechazo de la mayoría de la sociedad vasca y española a los ongi etorris, así como la condena de la mayoría de las instituciones y fuerzas políticas a los mismos, exceptuando a EH Bildu".

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, ha destacado que aunque no se haya logrado "ganar la batalla judicial", el colectivo ha ganado "la social", que es "incluso más importante". "Hemos logrado que la izquierda abertzale esté totalmente sola en la defensa de los
ongi etorris, sin la comprensión ni la defensa de ningún otro sector social y político", ha incidido.

A su juicio, "han recibido tanta presión para dejar de realizar este tipo de actos que han pasado a hacerlos en la clandestinidad". Para Ordóñez "ha habido un cambio en la izquierda abertzale porque, hasta hace apenas un año, daban mucha publicidad a los ongi etorris, animaban a la gente a asistir a ellos y difundían todo tipo de material audiovisual en sus medios de comunicación y sus redes sociales sobre estos homenajes", pero, desde hace aproximadamente un año "ya no hacen nada de eso, hacen los ongi etorris a escondidas".

CRITICA A LA AN

Por otro lado, ha destacado "la importancia de las declaraciones institucionales realizadas desde ayuntamientos, los gobiernos vasco, navarro, central y las instituciones europeas condenando estos hechos a la hora de lograr acabar con ellos", al tiempo que ha afeado "la labor que ha tenido la Audiencia Nacional (AN) en esta batalla", acusándole de ser "la única institución responsable de que los homenajes públicos a miembros de ETA orgullosos de su pasado criminal se puedan realizar con total impunidad penal".

En este sentido, ha lamentado que la AN "ha demostrado que no tiene ninguna voluntad de aplicar el artículo 578 del Código Penal, que recoge los delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, como sí lo hacía hasta hace unos años por los mismos hechos que hemos estado denunciando desde 2016".

Asimismo, ha censurado "los argumentos que ha utilizado la AN para archivar la mayoría de las denuncias de Covite por ser los mismos que esgrime la izquierda abertzale para celebrar los homenajes con impunidad, el afirmar que no se trata de homenajes, sino de manifestaciones de alegría por el regreso a casa de un vecino del pueblo".

"SIN CONDENAR"

Además, ha recordado que EH Bildu "sigue sin condenar" los homenajes a presos de ETA "sin tener ninguna consideración hacia el dolor y la humillación que provocan a las víctimas" de la banda terrorista y "si han dejado de hacerlos es porque no les ha quedado otro remedio por la presión social y política que han recibido".

Para Ordóñez, EH Bildu ha vuelto a demostrar que "no admite su responsabilidad en la radicalización violenta ultranacionalista de
una parte de la sociedad de Euskadi y Navarra". "Para erradicar este germen de intolerancia es necesario que reconozcan que durante décadas propagaron un discurso de odio que hoy sigue vivo y
hay jóvenes que lo están asumiendo, lo cual es muy preocupante", ha denunciado.

Finalmente, ha incidido en "la necesidad de que desde las instituciones públicas se impulsen políticas de desradicalización violenta ultranacionalista y se haga pedagogía para deslegitimar el
terrorismo y el proyecto político de ETA para así normalizar la paz y la convivencia en libertad en Euskadi y Navarra".

Para leer más