Ejecutivo asturiano cree que el Gobierno ha planteado los ajustes desde una perspectiva "política"

Ramón Del Riego
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 16:10:15 CET

El consejero señala que los 616 millones de ajuste ya vienen en el borrador de Foro al ser obras o ejecutadas o que no se van a hacer

GIJÓN/OVIEDO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Hacienda en funciones del gobierno asturiano, Ramón del Riego (Foro), ha remarcado este viernes en Gijón que un Gobierno en funciones no puede imponer al próximo sus decisiones por lo que si propusieran medidas de contención, considera que estas serían "nulas". Asimismo, considera que el Ejecutivo de Mariano Rajoy lo plantea todo desde una perspectiva política, y aquí no hay política, es jurídico", ha advertido.

Ha apuntado que será el próximo Ejecutivo el que decida dónde aplicar el ajuste y si quiere retirar el recurso que va a presentarse al Tribunal Constitucional en contra de los recortes por invadir la capacidad de decisión de la autonomía, según él.

Del Riego, tras la presentación de un libro sobre la historia de El Musel y su proyección futura en la sede de la Autoridad Portuaria de Gijón, ha aclarado, también, que los 616 millones de euros que exige de recorte el Ministerio de Hacienda no son adicionales a los que figuran en el borrador de Foro, ya que, al estar con presupuesto prorrogado, corresponden a obras ejecutadas en 2011 y a otras previstas en 2012 pero que no se van a ejecutar al no tener respaldo financiero.

Asimismo, ha insistido en la estructura del plan económico-financiero que se ha presentado, se recogía lo que ha hecho del Gobierno regional (Foro) hasta la fecha. Ha reiterado, también, que, ahora en funciones, tienen "una cierta incapacidad de obrar" a la hora de que lo puesto por escrito sea firme, mientras que, ha añadido, lo que quiere el Gobierno Central es que "todo esté cerrado", ha asegurado.

Ha agregado, eso sí, que existe un borrador, un proyecto, y la semana próxima el futuro Gobierno puede o confirmar lo puesto encima de la mesa, o presentar uno nuevo o coger el ya presentado y sustituir alguna de las medidas para ajustarlas a sus políticas.

Del Riego ha indicado que estamos en "stand, by". "Estamos en tablas", ha apuntado, al tiempo que ha señalado que será el nuevo Gobierno quien tome las decisiones que crea adecuadas. En cuanto al ajuste a realizar, ha vuelto a defender que será el nuevo Gobierno el que negocie bilateralmente con el Estado.

AJUSTE YA HECHO

"Vamos por el libro", ha resaltado, antes de indicar que por la situación de prórroga del presupuesto de 2011 hay 260 millones de euros de actuaciones ya ejecutadas y hay otros 450 millones, aproximadamente, de gastos previstos que no se pueden acometer por no contar con el respaldo financiero.

Será el nuevo Gobierno quien diga si se hacen o no, y, si es que no, desaparecerán del presupuesto, aunque también pueden introducir "modulaciones". El nuevo Gobierno, ha argumentado, "siempre podrá inventar un nuevo impuesto para generar ingresos", ha comentado.

Preguntado entonces por si hay una motivación política, Del Riego ha indicado que "el Gobierno lo plantea todo desde una perspectiva política, y aquí no hay política, es jurídico", ha advertido. Ha remarcado una vez más que un Gobierno en funciones no puede hacer nada que comprometa al próximo.

Eso sí, ha dejado claro que el Gobierno futuro no está obligado a recortar en Educación y Sanidad, sino que puede tomar muchísimas medidas de toda la banda de colores posibles, incluidos esos recortes. Ha remarcado que Foro decidió recortar en otros sitios y no tocar ni a los empleados públicos ni funcionarios, ni a la Educación ni la Sanidad.

En cuanto al recurso al Tribunal Constitucional, ha señalado que las medidas de recorte impuestas por el Gobierno estatal "invaden nuestra capacidad de gestión", por lo que han decidido, al igual que otras autonomías, recurrir. En todo caso, el próximo Gobierno podrá retirar la presentación del recurso.