Cuatro ex altos cargos de Valdemoro dicen al juez de Púnica que no recibieron órdenes de Granados sobre facturas falsas

Publicado 05/09/2018 14:26:37CET

Aseguran que apenas tenían trato con el entonces alcalde y que no conocían a David Marjaliza

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cuatro ex altos cargos del Ayuntamiento de Valdemoro (Madrid) han asegurado este miércoles ante el juez que instruye el 'caso Púnica', Manuel García Castellón, que el exalcalde de la localidad y ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados nunca les dio ninguna instrucción u orden acerca de aceptar facturas falsas de empresas adjudicatarias y que no mantenían ningún tipo de trato con el empresario y presunto 'cabecilla' de la trama David Marjaliza.

Durante unas tres horas han comparecido en la Audiencia Nacional, en calidad de investigados, el ex secretario general del Pleno del Consistorio Jesús Molina de la Torre; el exinterventor Juan Carlos Moreno; el exresponsable de equipamientos y servicios Pedro Hernández Zazo; y el exregidor Manuel Salguero --fue elegido después de la detención de Granados--.

Los cuatro han sido citados a petición de la Fiscalía Anticorrupción para que respondieran por los contratos firmados en la época en la que el Ayuntamiento estuvo dirigido por Granados, cuando la trama Púnica comenzó sus actividades, y también posteriormente, cuando el también exconsejero ocupó distintos puestos de responsabilidad en el PP de Madrid y la formación pudo haber sido financiada irregularmente.

A los cuatro se les investiga por haber participado supuestamente "en la confección de facturas ficticias que tuvieron repercusión en el erario público", saltándose los procedimientos oficiales para las adjudicaciones públicas. Entre las empresas implicadas, el juez citaba en su auto a Waiter Music, Valescar y Oasis y Cafeterías.

Según han informado fuentes presentes en los interrogatorios, los imputados no han ocultado que conocían a Granados, pues entonces era el alcalde del municipio, pero han manifestado que no tenían trato con él y mucho menos participaron en las actividades de la trama Púnica que él lideraba.

En este sentido, han insistido en que no recibieron ni directrices, ni presiones del entonces regidor o de su entorno para adjudicaciones de contratos públicos a determinadas empresas y que tampoco aceptaron regalos.

SE FIABAN DE LOS TÉCNICOS

En concreto, el ex secretario general del Pleno --que ha respondido a las preguntas de todas las partes, mientras que los demás sólo han contestado a sus defensas-- ha indicado que él no se ocupaba de este tipo de asuntos y que se fiaba plenamente de los técnicos del Ayuntamiento.

Las fuentes consultadas han señalado que los cuatro imputados han aportado documentación para intentar demostrar que todos los contratos firmados durante su etapa en el Ayuntamiento de Valdemoro fueron correctos, aunque las acusaciones no le han dado demasiada credibilidad.

En cuanto al antiguo socio de Granados, David Marjaliza --quien está colaborando actualmente con la Fiscalía Anticorrupción--, los ex altos cargos de Valdemoro han asegurado que sabían quién era por ser constructor y empresario, si bien han querido dejar claro que no tenían ningún trato con él.