Cuba.- Unos 50 presos políticos quedaron excluidos del proceso de excarcelaciones apoyado por España

Actualizado 08/04/2011 23:17:37 CET

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Unos 50 presos por motivos políticos continúan recluidos en las prisiones cubanas tras haber quedado fuera del proceso de excarcelaciones finalizado este viernes, el cual contó con la mediación del Gobierno español y la Iglesia Católica, según cifras de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

El grupo está compuesto por opositores que "regresaron del exilio con armas como lo hizo una vez (el ex presidente) Fidel Castro" antes de la revolución de 1959. También lo integran "no menos de diez" ex funcionarios civiles y militares cubanos, "muchos" de los cuales son miembros del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), a los que "el Gobierno trata como miserables traidores", ha explicado a Europa Press el portavoz de la CCDHRN, Elizardo Sánchez.

Los prisioneros que fueron excluidos son considerados los "más vulnerables" porque, además de cumplir "condenas altísimas de hasta 30 años", el régimen castrista "ha actuado sobre ellos con gran rencor político", ha alertado Sánchez en declaraciones telefónicas desde La Habana.

Sánchez destaca que el hecho de que estos 50 disidentes con estas características particulares no hayan sido tomados en cuenta en las excarcelaciones "demuestra que el Gobierno cubano hizo una selección de acuerdo a su conveniencia para quitarse de encima a personas molestas y dejar a aquellos sobre los que tiene un particular interés".

España ha dado este viernes por concluido el proceso de excarcelaciones de disidentes, iniciado en julio pasado con su mediación y la de la Iglesia católica cubana, con la llegada esta a Madrid de los últimos 37 ex presos políticos, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Con ellos, ascienden a 115 los disidentes excarcelados y trasladados a España, acompañados por 647 familiares, según los datos facilitados este viernes por Exteriores en un comunicado. Si a ellos se suman los presos liberados a los que se les ha permitido permanecer en la isla, la cifra se eleva a los 126.

En los 115 opositores mencionados, se incluye a los 52 presos de conciencia del llamado Grupo de los 75 opositores detenidos en la ola de represión de 2003, de los cuales 40 han sido acogidos en España, mientras que los 12 restantes han sido puestos en libertad paulatinamente en territorio cubano.

El anuncio del Ministerio de Exteriores de España ha sido recibido como una "muy mala noticia" por la oposición en la isla "especialmente cuando todavía hay medio centenar" esperando por su liberación. "Los que quedan están en una situación muy precaria y expuestos a la constante violación de sus derechos", ha insistido Sánchez.

"Hubiéramos preferido que la Iglesia y España hubiesen tenido la capacidad propositiva para priorizar sobre aquellos presos que llevan más tiempo en prisión", ha enfatizado el portavoz de la comisión ilegal, pero tolerada por las autoridades cubanas.