Cuixart, sobre sus tuits del 1-0: cuanta más gente hubiera en los colegios más se vería la violencia policial

Interrogatorio a Jordi Cuixart en el juicio por el 'procés'
SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO
Publicado 26/02/2019 14:34:58CET

Durante el tenso interrogatorio con el fiscal se jacta de participar en el "ejercicio más grande de desobediencia civil en Europa".

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, ha reconocido este miércoles durante su declaración como acusado en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo la intención de los mensajes en la red social Twitter que envió durante la jornada del 1-O, afirmando que desde su organización tenían "plena conciencia" de que cuanta más gente hubiera en los colegios o centros electorales más podría visualizarse que "la violencia ante la policía era desproporcionada".

"No pretendíamos provocar violencia, sino mostrar a la comunidad internacional que queríamos ejercer nuestro derecho de voto frente a señores que iban armados hasta los dientes", ha afirmado durante un tenso interrogatorio con el fiscal Jaime Moreno, que le ha cuestionado por cada uno de los mensajes enviados.

El fiscal también le ha preguntado por su conocimiento de datos concretos ocurridos durante la jornada de referéndum ilegal, como si conocía el número de ciudadanos bloqueando la entrada de un colegio concreto (Ramon Llull en Barcelona) o el hecho de que se lanzaran vallas a los agentes desplegados.

Lejos de dar respuesta concreta a estas preguntas, el presidente de Ómnium ha llegado a manifestar que la Policía y la Guardia Civil hubieran logrado el mismo objetivo "sin tener que emplear la violencia", "con paciencia" y "quitando a los manifestantes uno a uno" aunque éstos se opusieran "con un poquito de resistencia".

NO COMPARTE QUE EL REFERÉNDUM FUERA ILEGAL

Preguntado por el fiscal si conocía que el referéndum no era un acto de protesta, sino un acto ilegal prohibido por los tribunales, Cuixart ha respondido que no compartía esta apreciación del Ministerio Público porque ningún órgano judicial había interpelado directamente a la asociación. Seguidamente se ha referido a lo "bonito" del hecho de que dos millones de personas se organizaran para hacer un referéndum, que ha calificado de ser "el ejercicio más grande de desobediencia que ha habido en EUropa ", del que "los españoles deberían estar orgullosos".

Uno de los momentos de mayor tensión entre Cuixart y el fiscal Moreno se ha producido cuando el representante de la acusación pública le ha preguntado por el lanzamiento de vallas y sillas a los agentes por parte de algunos ciudadanos, momento al que Cuixart se ha referido de nuevo -ya lo había dicho al declarar sobre la jornada del 20-S- como una "ruptura de la disciplina de la no violencia" que él lamenta, y refiriéndose al padre de un amigo, que perdió un ojo al recibir el impacto de una bola de goma. "Estaba lanzando una valla y se le respondió con un proyectil no autorizado", comentó.

A partir de este momento, y a cada pregunta incisiva del fiscal, Cuixart ha respondido con cierta chulería: "¿Sabe que había setencientas personas bloqueando la entrada del colegio Ramon Llull? No sé, se que se lanzó una pelota de goma y a una persona se le vació un ojo"; ¿Sabe que hubo siete policías lesionados? Sé que hubo 17 policías imputados por la violencia ejercida"; "¿Sabe si hubo violencia por los manifestantes? Sé que hubo violencia policial".

Contador