Actualizado 17/11/2012 18:55 CET

Cumbre Ib.- Haiti es nombrado miembro observador de la SEGIB

CÁDIZ, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los países participantes de la XXI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Cádiz han acordado, por unanimidad, el nombramiento de Haití como miembro observador de Secretaria General Iberoamericana (SEGIB).

Según ha indicado el Gobierno de Haití en un comunicado, de esta manera se reconoce su trayectoria histórica como participante "clave" de las organizaciones internacionales promotoras de la paz, la cooperación entre naciones, la libertad de los pueblos y respeto de los derechos humanos.

Cabe mencionar que Haití es uno de los 51 países miembros fundadores de la Organización de Naciones Unidas (ONU); fundador del derecho de Organización Mundial del Turismo (OMT) y participante precursor de la Asociación de Estados del Caribe (AEC). Además, destaca su presencia en las principales cumbres internacionales como la Cumbre de las Américas, la Organización de Estados Americanos (OEA), Caricom, y como observador del ALBA.

"El aporte de cultura, libertad y el afán de superación del pueblo haitiano" son algunas de las cualidades que, desde Europa, se han argumentado para incluir al país caribeño dentro de los países observadores de la SEGIB.

El presidente haitiano, Michel Martelly, ha agradecido el nombramiento, puesto que "el posicionamiento internacional significa recuperar la confianza internacional en el desarrollo que se está experimentando y del que queda constancia en la implantación de políticas públicas a favor de la educación, el empleo, la inversión y el desarrollo, para todos los haitianos".

En este sentido, además de su participación en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, Martelly continuará con una visita oficial de trabajo por Europa. Así, los días 19 y 20 de noviembre presentará ante la Unión Europea un informe de acciones desempeñadas gracias a la ayuda recibida desde la UE. Además, el 22 de noviembre se reunirá con el Papa Benedicto XIII en audiencia en El Vaticano.