Actualizado 21/02/2013 11:51

PNV muestra su escepticismo ante Rajoy, le pide diálogo y un "nuevo marco" para el País Vasco y Cataluña

Aitor Esteban
PNV

Exige al PP aclarar "de una vez y para siempre" los casos de corrupción que le afectan

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha asegurado que las actuales tensiones territoriales han dejado a la vista "los límites" del Estado y le ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que afronte la búsqueda de "un nuevo marco" político para el País Vasco y Cataluña.

En su primera intervención en el Debate sobre el estado de la Nación, Aitor Esteban ha exigido para ambas comunidades una bilateralidad "que atienda a su singularidad" y ha advertido de que, de no plantearse una reforma en este sentido, "seguirán siendo fuente de conflictos" y la "desafección" crecerá.

"A estas sociedades debe darse respuesta. Si la actitud hacia ellas sigue siendo considerarlas como una comunidad autónoma más, sin procurar una bilateralidad en la relación que atienda a la singularidad, seguirán siendo fuente de conflicto y la desafección cada vez mayo", ha advertido.

COMISIÓN MIXTA, YA

Esteban ha dedicado casi todo su discurso a repasar las políticas económicas y sociales del Gobierno, a denunciar el centralismo que a su juicio aplica el gabinete de Rajoy y a pedir la renovación del Concierto vasco. Según ha explicado, la Comisión Mixta "debería reunirse en las próximas fechas" porque se trata de una "cuestión crucial".

El portavoz nacionalista ha acusado también al Gobierno de aprovechar cada proyecto legislativo para "recentralizar" el Estado y perjudicar especialmente al autogobierno vasco. Es el caso de iniciativas como la reforma de la administración local, de la ley de educación o de la de acción exterior. "Si realmente no quiere erosionar el hecho foral, ¿cree que la incertidumbre en que nos tiene el Gobierno es la actitud más inteligente?", ha planteado.

Aitor Esteban ha comenzado su intervención con una larga reflexión sobre la corrupción y sus consecuencias, incluyendo un apartado sobre el futuro de la Corona. La institución, ha sentenciado, necesita reinventarse pero hasta entonces, es imprescindible "luz y taquígrafos" sobre su funcionamiento.

Como ya hicieran en la primera sesión del debate otros portavoces, Aitor Esteban ha sacado a colación el caso Bárcenas y ha exigido una aclaración "de todas y cada una de las informaciones que van apareciendo" y que se haga "de una vez para siempre".

BÁRCENAS, SEPÚLVEDA

"Un día el señor Sepúlveda es un empleado del partido con todos sus derechos, injustamente atacado, y a los dos días resulta cesado en sus funciones. Un día el señor Bárcenas es historia en el PP al haber pedido su baja en el mismo, y otro nos desayunamos con que dos años después tiene un despacho en la sede del partido y al siguiente además nos enteramos de que ha estado cobrando y sueldo y han sido ingresadas en su nombre las correspondientes cuotas a la Seguridad Social", ha relatado Esteban.

Así, el parlamentario ha exigido explicaciones a Rajoy y le ha advertido de que "si además resultara que en el futuro alguna de estas informaciones repetidamente negadas se confirmara", la situación del Gobierno sería "más que problemática". "Realmente insostenible", ha enfatizado, al tiempo que ha señalado que al ciudadano lo que le interesa es que "los casos en curso se aclaren, se sancionen debidamente y no vuelva a pasar más".

"En definitiva, hasta que los partidos no envíen un mensaje claro a sus militantes y simpatizantes de que habrá tolerancia cero con el infractor, no se solucionará este problema", ha subrayado, al tiempo que ha acusado a Rajoy de haberse "enredado en una loca carrera por ver quién pide el mayor striptease político en la creencia de que los ciudadanos le recompensarán con más votos en las urnas".

LA "DEFINITIVA" PACIFICACIÓN

Sólo en la parte final de su discurso ha pedido reformas, incluso constitucionales, para cambiar la situación de Cataluña y Euskadi en España, y pasos del Gobierno tras el fin de la actividad armada de ETA anunciada en 2011. Sobre este asunto, el portavoz nacionalista se ha limitado a apostar por "procurar elementos necesarios para afrontar la definitiva pacificación, pero sobre todo la reconciliación".

Ha añadido que el Parlamento vasco "ya se ha puesto manos a la obra" y le ha pedido a Rajoy colaboración y "confianza mutua", aunque mantenga una visión diferente sobre "los pasos a dar". "Pero no puede haber duda de que hay que andar", ha dicho. "No voy a ir más allá. Todo está dicho", ha sentenciado.

Finalmente, Esteban se ha referido a la Ley de Tasas Judiciales aprobada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y ha mostrado su preocupación por la situación de la justicia. "A pesar de su tozudez durante la tramitación de la Ley, el ministro de Justicia, a toro pasado, ha anunciado el cambio de algunas medidas de las tasas previstas", ha recordado.

"La realidad se ha mostrado en su crudeza a una velocidad inesperada y ha hecho recular al Gobierno", ha celebrado, al tiempo en que ha insistido en que esta Ley "nunca debió nacer".