Actualizado 18/05/2008 16:29 CET

Decenas de miles de personas se manifiestan contra el minitrasvase del Ebro

BARCELONA/ZARAGOZA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Decenas de miles de personas se manifestaron hoy en Amposta (Tarragona) convocadas por la Plataforma en Defensa de l'Ebre en contra de la prolongación del minitrasvase de este río hasta Barcelona. La movilización contó con el apoyo de unas 150 entidades y asociaciones.

El portavoz de la plataforma, Juan Antonio Panisello, aseguró a Europa Press que los asistentes alcanzaron las 35.000 personas, mientras que la Policía Local cifró en 6.000 los manifestantes que recorrieron la capital del Montsià sin que se registraran accidentes.

El coordinador territorial de las Terres de l'Ebre de la Unió de Pagesos, Joan Montesó, aseguró a Europa Press que 45 minutos después de que la cabecera empezara a andar, "la parte trasera de la manifestación aún no se había movido".

Los dos lemas que encabezaron las protestas fueron 'El trasvase no es la solución' y 'Terres de l'Ebre: Catalunya engañada'. La marcha partió del Parque dels Xiribecs, en el Pabellón de Ferias, pasó por la delegación de la Conselleria de Medio Ambiente en la ciudad y finalizó en la plaza del mercado.

La manifestación contó con la presencia de cientos de aragoneses. Muchos de ellos se trasladaron hasta Amposta en la decena de autobuses fletados por Chunta Aragonesista, cuya presidenta, Nieves Ibeas, encabezó la presencia de este partido en la movilización.

La marcha fue convocada por la Plataforma en Defensa de l'Ebre el 19 de abril. Desde entonces, un contador en su página web ha contado los segundos que faltaban para que se produjera la marcha. En este espacio digital, la plataforma también admite adhesiones a sus reivindicaciones.

La manifestación se ha celebrado el mismo municipio que ya acogió las protestas contra el Plan Hidrológico Nacional en octubre del 2000. En esta ocasión, ha estado motivada por el decreto ley del Gobierno central que permite prolongar hasta Barcelona el minitrasvase de Ebro aprobado en 1981 para Tarragona con el objetivo de abastecer a la Ciudad Condal ante la situación de sequía.