El delegado del Gobierno en CyL asegura que las carreteras de Burgos mencionadas por ETA han sido rastreadas sin éxito

Actualizado 02/09/2007 20:05:45 CET

VALLADOLID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo Vicente, aseguró hoy que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado rastrearon esta tarde varias carreteras de la comunidad mencionadas por ETA como posibles escenarios de la colocación de bombas, pero que dichas tareas concluyeron sin éxito, por lo que se presume de una falsa alarma en el caso de la comunidad castellanoleonesa.

Alejo, en declaraciones a Europa Press, explicó que desde las 15.00 horas y aún en este momento continúan cortadas las carreteras AP-1 y la N-1 entre los kilómetros 7 y 90 y 250 y 251, respectivamente, donde se establecieron controles para el desvío del tráfico y se procedió al rastreo de ambas zonas en busca de posibles artefactos explosivos.

"La búsqueda no ha dado resultado y tampoco ha habido que lamentar explosión alguna, frente a lo ocurrido en La Rioja", incidió el máximo responsable del Gobierno central en Castilla y León, quien, pese a ello, anunció que los cortes se mantendrán aún hasta cerciorarse de que no hay en ambas zonas ningún peligro.

Ante lo ocurrido, Alejo declaró que los terroristas siguen a lo suyo" y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado también, "que es la respuesta que el Estado de Derecho ha de dar a través de la Guardia Civil, la Policía Nacional, los jueces y, en última instancia, la cárcel para quienes quieren imponer su punto de vista con el terror, las bombas y las pistolas".

En este sentido, el político socialista recordó que las FCSE continúan su lucha contra el terrorismo y nunca han bajado la guardia, como demuestra el hecho de que desde el anuncio de la tregua de ETA se han registrado ya 28 detenciones, las últimas logradas ayer en Francia cuando se logró desarticular el operativo presuntamente responsable de la explosión en la T-4 de Barajas y que pretendía atentar en otros puntos del país.