Actualizado 11/10/2008 17:02

Diputados del PP y PSOE de Murcia votarán en contra de todos los artículos que comprometan el trasvase Tajo-Segura

Manifiestan que los artículos que contemplan la caducidad del trasvase Tajo-Segura son "claramente inconstitucionales"

MURCIA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los diputados nacionales del Partido Popular (PP) y del Partido Socialista (PSOE) de Murcia decidieron unir sus fuerzas para defender la continuidad del trasvase Tajo-Segura ante el inminente comienzo del debate en el Congreso de los Diputados sobre el proyecto de Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, asegurando que votarán en contra de todos los artículos de este proyecto que comprometan dicho trasvase, según informaron fuentes de las dos formaciones políticas en un comunicado de prensa.

Ambos partidos indicaron que frente a la amenaza que supone la actual redacción de la propuesta de reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha para esta infraestructura, vital para la Región de Murcia, desean manifestar "con total firmeza" que "las direcciones nacionales del Partido Popular y del Partido Socialista nos han garantizado que el texto definitivo del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha no contemplará ningún artículo o disposición que sea inconstitucional".

También que "el agua es un bien de todos los españoles y un recurso que debe ser administrado por el Gobierno de España, como recoge nuestra Constitución, sin que ningún territorio pueda apropiarse de su control, gestión y aprovechamiento exclusivo".

Asimismo, apuntaron que "la defensa de los principios constitucionales vigentes es incompatible con el mantenimiento de la actual redacción del proyecto de reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha".

"El trasvase Tajo-Segura es intocable, porque forma parte de la identidad de Murcia y los murcianos, y es una pieza clave para el sostenimiento económico y social de nuestra Región. Forma asimismo parte de la España democrática y cualquier modificación del nivel de aprovechamiento de esta infraestructura supone un atentado contra los intereses de la Región de Murcia, Alicante, Almería y del conjunto de España", señala el comunicado.

Además, aseguraron que "la cuenca del río Segura es la única estructuralmente deficitaria de España, y el mantenimiento del trasvase del Tajo es imprescindible para aliviar la escasez de recursos hídricos que padece nuestra Región, que precisa ineludiblemente de las aportaciones de otras cuencas excedentarias".

"El debate de toma en consideración del próximo martes, 14 de octubre, no supone más que, como su nombre indica, el comienzo de una tramitación parlamentaria en la que los diputados nacionales votarán si están de acuerdo o no en que una comunidad autónoma desarrolle su régimen estatutario y amplíe sus competencias, siempre dentro del marco constitucional", señalaron.

"No negamos ningún debate estatutario, ni el derecho de ninguna comunidad autónoma de España a mejorar su régimen competencial y ampliar su autogobierno, siempre que no perjudique los intereses de otros territorios", puntualizaron, a la vez que indicaron que "nuestros representantes nacionales realizarán enmiendas en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados para eliminar todos y cada uno de los artículos del Estatuto de Castilla-La Mancha que ponen en cuestión el actual régimen de funcionamiento del acueducto".

Asimismo, dijeron que permitirán que "disminuyan progresivamente los caudales procedentes del Tajo conforme se ponga en marcha el nuevo Plan Hidrológico de la cuenca del Tajo, tal y como recoge la redacción actual del Estatuto castellano-manchego".

El comunicado concluye afirmando que defenderán "los intereses de nuestros regantes" y emprenderán "todas las acciones políticas y legales que estén en nuestras manos para luchar contra planteamientos insolidarios e inconstitucionales que pongan en peligro el trasvase Tajo-Segura".

Además, el presidente de la Comunidad Autónoma y presidente del PP de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, mantendrá el próximo martes, día 14, a las 12.30 horas, una reunión en San Esteban con el secretario general del PSRM, Pedro Saura.