Actualizado 17/04/2013 14:11 CET

Duran niega "diferencias" dentro el Gobierno catalán sobre cómo afrontar la consulta

Traslada al presidente del Consejo Europeo las demandas de la Generalitat sobre el referéndum y el déficit

BRUSELAS, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha negado este miércoles que existan "diferencias" dentro del Gobierno catalán sobre cómo afrontar la consulta sobre la relación entre Cataluña y España por lo que se refiere a los plazos y a la necesidad de un pacto con el Estado y ha sostenido que las diferentes opiniones son "perfectamente compatibles".

Duran se ha reunido con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, con quien según ha dicho le une "una amistad de 25 años, y le ha trasladado las demandas del Gobierno catalán sobre el referéndum y la flexibilización del déficit.

"Él se ha interesado por la situación política en Cataluña y le he explicado por tanto la posición del Gobierno de Cataluña en cuanto al compromiso de que pueda realizarse una consulta", ha explicado Duran. El líder de Unió ha asegurado que su opinión sobre la consulta y la de Van Rompuy "no están alejadas", aunque ha eludido dar más detalles sobre la reacción del presidente del Consejo Europeo.

"Las dos opiniones que se han expresado en las últimas horas (dentro del Gobierno catalán) son perfectamente compatibles", ha asegurado Duran tras su entrevista con Van Rompuy. "No son tales diferencias y si se quieren buscar como tales diferencias es un error", ha sostenido.

"Convergència i Unió -todos, los miembros del Gobierno de la Generalitat, los dirigentes de ambos partidos- tenemos un compromiso inicial, que es hacer una consulta el 2014", ha subrayado el líder nacionalista.

No obstante, Duran ha defendido que no es "ninguna herejía" que algunos dirigentes, como él mismo, sostengan que el referéndum podría retrasarse si "se diesen ciertas circunstancias políticas, sociales o económicas", ya que esta cláusula consta incluso en los acuerdos con Esquerra Republicana de Catalunya. El aplazamiento, ha agregado, no podrá ir "nunca más allá del mandato de esta legislatura, porque ese es un compromiso de CiU".

En cuanto a la necesidad de que el referéndum sea el resultado de un acuerdo previo con el Estado -según ha defendido el conseller de Justícia, Germà Gordó- el dirigente de CiU ha resaltado que "la consulta tiene que ser legal", un compromiso que también aparece en el pacto con ERC, y que para ello "necesitamos dialogar y pactar con el Estado".

Este pacto es imprescindible, según Duran, en cualquiera de las vías que se utilicen para convocar el referéndum, ya sea a través del artículo 150.2 de la Constitución para que el Estado transfiera esta competencia a Catalunya o mediante la ley de consultas catalana, para evitar que el Gobierno la recurra ante el Tribunal Constitucional y pida su suspensión.

"El diálogo de cara a la consulta con el Gobierno español debe entenderse, y no debe utilizarse como diferencias entre unos y otros. Tenemos que hacer la consulta, es nuestro compromiso, pero tenemos que saber en qué marco se establece y qué limitaciones tiene", ha resaltado Duran.

FLEXIBILIZACIÓN DEL DÉFICIT

El portavoz parlamentario de CiU ha pedido además a Van Rompuy que la UE relaje el objetivo de déficit para España este año (que está situado en el 4,5% del PIB) y que obligue al Gobierno a trasladar esta flexibilización a las comunidades autónomas de forma "asimétrica", teniendo en cuenta los diferentes puntos de partida.

"Espero que haya flexibilización, espero que esa flexibilización se reparta equitativamente y, si no, es imposible que Cataluña haga un presupuesto con el 0,7% (de déficit)", ha dicho Duran. "Así se lo he expresado al presidente del Consejo Europeo", ha señalado.