Actualizado 28/09/2008 13:42 CET

EB insta a impulsar una Ley de Participación y propone una campaña para desmontar "tergiversaciones" sobre la consulta

Dice que la sociedad debe poder "decidir su futuro en sentido amplio" y pide al nacionalismo que asuma "este reto" para resultar "creíble"

BILBAO, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ezker Batua-Berdeak instó hoy al resto de partidos a apostar, en sus programas electorales, por la aprobación de una Ley de Participación Ciudadana en la próxima legislatura. Asimismo, propuso la puesta en marcha de una campaña informativa que "contribuya a desmontar las tergiversaciones urdidas" por PSOE y PP en relación a la Ley de Consulta, y acusó a ambas formaciones de "presentar como verdades lo que son burdas mentiras".

En un acto con cargos públicos y militantes de la formación en Bilbao, su coordinador general, Javier Madrazo, hizo público un manifiesto, denominado 'Participar es tu derecho', dentro de la campaña a favor del impulso de la participación ciudadana que desarrollará durante las próximas semanas y que tiene como uno de sus ejes principales la promoción de una Ley de Participación Ciudadana.

En este documento, que consta de diez puntos, EB reitera su compromiso "inequívoco" con la participación ciudadana como "un ejercicio de profundización democrática". En este sentido, reivindica que, en una "democracia real", la ciudadanía debe ser "agente activo y protagonista" en los ámbitos políticos, económicos, sociales, culturales y de género.

En esta línea, insiste en que la convocatoria de "una consulta no vinculante para exigir a ETA el cese por y para siempre de la violencia, y reivindicar el inicio de un diálogo democrático sin exclusiones" constituye "un derecho legítimo" de la sociedad vasca.

En este sentido, afirma que, aunque acata la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la Ley vasca de Consulta que "impide en la práctica llevar a cabo esta iniciativa", no comparte sus argumentos, que "obedecen a razones exclusivamente políticas y no tienen un fundamento jurídico sólido".

A su entender, "estamos ante una campaña política, jurídica y mediática que manipula y distorsiona el significado real de la consulta no vinculante" aprobada por el Parlamento vasco. De este modo, subrayó que "una consulta no vinculante no es un referéndum" y que esta iniciativa no es "rupturista, ni soberanista y mucho menos independentista" ya que, de lo contrario, EB "nunca la hubiera apoyado".

La formación que dirige Javier Madrazo denuncia "la hipocresía y el cinismo del Gobierno Zapatero y el PSOE", teniendo en cuenta que "en Cataluña y en Andalucía reconocen la competencia de las instituciones de ambas comunidades para convocar consultas populares, mientras que en Euskadi niegan este mismo derecho, reconocido en el artículo 9.2 del Estatuto de Autonomía de Gernika".

Asimismo, considera que, en el actual contexto de "recrudecimiento de la actividad terrorista" se hace "aún más necesario dar la voz" a la ciudadanía vasca para pedir a ETA su disolución "por y para siempre, y sin condiciones".

"¿Cabe mayor deslegitimación de la violencia, de quienes la practican y de quienes callan ante ella que ser conscientes en primera persona del rechazo que generan en la sociedad? ¿Por qué el Gobierno Zapatero y el PSOE pueden negociar con ETA, con atentados y sin ellos, y la ciudadanía, en cambio, no puede mostrarles su condena en una consulta no vinculante?", cuestiona.

Ante esta situación, Ezker Batua-Berdeak reivindica el derecho de la sociedad vasca a "plantar cara" a ETA en "todos los ámbitos de la vida pública". Según añade, "ha llegado el momento de expresar nuestro hartazgo ante la violencia y nuestro compromiso inequívoco con los derechos humanos de un modo rotundo".

ETA tiene que ser "plenamente consciente de que no representa a nadie y su única salida es su propia desaparición", afirma EB, que se muestra convencida de que, "si se celebrase una consulta no vinculante en este sentido, incluso la llamada izquierda abertzale mayoritariamente diría no a la violencia y sí al diálogo".

MODELO PROPIO

El manifiesto recoge además la apuesta por un modelo de democracia participativa "propio y diferenciado" que tome en consideración "la voluntad de la ciudadanía no sólo en el ámbito de la pacificación y la normalización política, sino en el conjunto de la actividad pública". En este sentido, insta a PNV, PSOE, PP, Eusko Alkartasuna y Aralar a incorporar a sus programas electorales una declaración expresa a favor de la aprobación de una Ley de Participación Ciudadana en la próxima legislatura que "regule y establezca mecanismos de democracia directa".

Ezker Batua-Berdeak censura "las posiciones de quienes hacen bandera de la consulta no vinculante, pero después se oponen a iniciativas igualmente legítimas y democráticas como son conocer la opinión de la ciudadanía en relación con debates tan relevantes para nuestro futuro como el trazado del tren de alta velocidad, la instalación de incineradoras y centrales térmicas en nuestros pueblos y ciudades, o bien el desarrollo de nuevas infraestructuras".

En su opinión, la participación ciudadana "no se puede limitar" al rechazo a ETA y al compromiso con el diálogo democrático, sino que es preciso "confiar en la madurez" de la sociedad vasca para decidir su futuro "en un sentido amplio". "Y el nacionalismo ha de asumir este reto con convicción para que su apuesta por la participación ciudadana resulte creíble", reivindica.

Por otro lado, emplaza al PSOE a que "marque distancias" con el Partido Popular y "recupere, de una vez por todas, sus señas de identidad" porque "la izquierda no puede renunciar a la participación ciudadana como expresión de democracia real". En un contexto en el que "todos los países de nuestro entorno avanzan en políticas de participación ciudadana", EB estima que "no es comprensible ni razonable la negativa del PSOE y su alianza con el Partido Popular en contra de la democracia real", que en Euskadi es "una demanda social mayoritaria".

ADHESIÓN

Finalmente, Ezker Batua-Berdeak realiza un llamamiento a toda la ciudadanía vasca para que muestre su adhesión a todas las iniciativas políticas y sociales que se lleven a cabo en defensa de la participación ciudadana y aboga por la puesta en marcha de una campaña informativa que "contribuya a desmontar todas las tergiversaciones urdidas por el PSOE y el PP, que juegan a la confusión y a la manipulación, presentando como verdades lo que son burdas mentiras".

La formación de izquierdas apela al desarrollo de "un trabajo serio y profundo de pedagogía social para que la ciudadanía sepa que una consulta no vinculante no es un referéndum y que el Proyecto de Ley aprobado en la Parlamento vasco es legítimo, democrático y legal".

"Presentar esta iniciativa como un acto rupturista, soberanista o independentista no sólo es falso; constituye, además, un fraude y un engaño a la sociedad, con el único objetivo de negar e impedir en Euskadi que la ciudadanía puede decir a ETA que se disuelva por y para siempre, y al conjunto de partido políticos que la solución a nuestros problemas pasa necesariamente por el cese definitivo de la violencia y el diálogo democrático", concluye.