Publicado 26/10/2020 19:31CET

España condena el ataque contra una escuela en Camerún y el incumplimiento de la Declaración de Escuelas Seguras

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ofrece una rueda de prensa tras acoger la visita de su homólogo el ministro de Asuntos Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, en el Palacio de Viana, Madrid (España),
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ofrece una rueda de prensa tras acoger la visita de su homólogo el ministro de Asuntos Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, en el Palacio de Viana, Madrid (España), - Marta Fernández - Europa Press

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

España ha condenado enérgicamente el ataque del pasado sábado contra una escuela en la localidad camerunesa de Kumba, situada en una de las dos regiones de mayoría anglófona del país, y ha trasladado un mensaje de solidaridad con las víctimas y un deseo de pronta recuperación para los heridos.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha denunciado además que este ataque supone "un grave incumplimiento de las normas del Derecho Humanitario" en especial de la Declaración de Escuelas Seguras, de la que tanto España como Camerún son firmantes.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha reiterado su compromiso con dicha declaración y ha defendido "una vez más" la importancia de la protección del derecho básico a una educación libre y segura para todos.

El ataque fue ejecutado contra la escuela privada de la Academia Internacional Bilingüe de Madre Francisca, en la ciudad de Kumba, región Suroeste, en lo que la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha descrito como "la peor atrocidad" ocurrida en el país desde la reapertura del año escolar.

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de las regiones Noroeste y Suroeste, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

Para leer más